enero 16, 2022

VENEZUELA A PUNTO DE MORIR POR FALTA DE ALIMENTOS

Pumas y tapires a los que se le ven los huesos esperan su momento de morir. Los animales sufren desnutrición severa y han sacrificado a patos, cerdos y cabras para alimentar a los felinos. El hijo del fallecido actor estadounidense Raúl Juliá (Los Locos Adams) es un reconocido filántropo y ofreció fundación para salvar a los animales pero no ha recibido respuesta.

La imagen de los animales del parque zoológico metropolitano de Zulia, en la ciudad de San Francisco, al oeste de Venezuela, es desoladora. Medios del lugar indicaron que el pasado sábado se sacrificó una cabra para darle de comer a los felinos. “Se picó en cuatro y se repartió entre los peores nutridos. También hemos tenido que matar a chigüires, cinco báquiros y búfalos para alimentar a otros animales que sería muy triste que murieran de hambre, como la pareja de cóndor andino que está en peligro de extinción y resulta una joya dentro de la colección del parque”, explicó uno de los cuidadores.
“En el parque no hay agua. La pecera del manatí necesita 15 camiones cisterna para llenarse y el agua debería cambiarse todos los meses. Nada de esto se cumple por falta de agua”, asegura otro trabajador que también reconoció que muchos de ellos sufren desnutrición severa. Los felinos, que deberían comer diariamente entre el 8% y el 10% de su peso tienen comida una vez a la semana.
La lista es extensa y a pesar que varios filántropos han ofrecido su ayuda, desde el Gobierno bolivariano no hay respuesta.
Raúl Juliá padre (reconocido actor que interpretó a Homero Adams) y su hijo Raúl Juliá Levy (filántropo de Malibú)
Una de las personas que quedó impactada por la terrible situación en Zulia es el actor y filántropo mexicano Raúl Julia Levy (hijo del fallecido actor Raul Juliá), quien vive en Malibú y tiene una fundación de asistencia de animales salvajes. Juliá escribió vía redes sociales que quería ayudar para solucionar la situación e incluso arrobó al presidente venezolano Nicolás Maduro: “Le suplico al señor presidente que me dé la oportunidad de dialogar. Mi fundación no está ligada a ningún partido. Quiero extenderle una mano amiga para ayudar a los animales“.