julio 31, 2021

Un adolescente de 16 años fue asesinado en un paraje de Sauce

El muchacho pereció tras una lesión con un arma blanca. Aparentemente la muerte se produjo en el marco de un enfrentamiento. Otro joven, de 19 años, fue detenido luego.

Un ho­mi­ci­dio es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do al Sur de la pro­vin­cia, en zo­na de Sau­ce, don­de se pro­du­jo la muer­te de un ado­les­cen­te. El au­tor ha­bría si­do otro mu­cha­cho, ape­nas unos po­cos años ma­yor, que es­tá se­ña­la­do co­mo el au­tor de una cer­te­ra pu­ña­la­da, que ter­mi­nó por ma­tar al ado­les­cen­te. Ya se en­cuen­tra de­te­ni­do.

La víc­ti­ma, te­nía 16 años, y se lla­ma­ba Ri­car­do. Fue en­con­tra­do ya sin vi­da, se­gún in­di­có el in­for­me po­li­cial emi­ti­do des­de la ofi­ci­na de pren­sa de la Fuer­za.
En tan­to, quien es­tá sin­di­ca­do co­mo el ho­mi­ci­da, fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Ro­ber­to Car­los Q., quien tie­ne 19 años. Las ave­ri­gua­cio­nes del ca­so, de­ta­lla­ron que es­te se ha­bría da­do a la fu­ga, lue­go de he­rir con un cu­chi­llo al ado­les­cen­te de 16 años.
Apa­ren­te­men­te, la trá­gi­ca muer­te se pro­du­jo en el mar­co de un en­fren­ta­mien­to du­ran­te el miér­co­les.
Se­gún las fuen­tes ofi­cia­les, to­do ocu­rrió pa­sa­das las 20:30 en el pa­ra­je “Ca­ña­di­ta”, ubi­ca­da en la se­gun­da sec­ción de Sau­ce, a unos 35 ki­ló­me­tros de la lo­ca­li­dad ho­mó­ni­ma.

Du­ran­te la ho­ra se­ña­la­da lle­gó un aler­ta a la co­mi­sa­rí­a, en el que se se­ña­ló que en di­cho pa­ra­je ha­bía ocu­rri­do una pe­lea en­tre jó­ve­nes.
Al lle­gar a di­cho si­tio, un des­cam­pa­do (Fo­to Sau­ce No­ti­cias), en­con­tra­ron al mu­cha­cho con cla­ros sig­nos de ha­ber si­do he­ri­do con un ar­ma blan­ca.
El in­for­me de la Fuer­za in­di­có que ya es­ta­ba sin vi­da, a pe­sar de que al­gu­nas ex­tra­o­fi­cia­les se­ña­la­ron que es­ta­ba mo­ri­bun­do. Lo cier­to es que en ese mis­mo lu­gar pe­re­ció, por lo que no hu­bo tiem­po de que sea asis­ti­do por per­so­nal sa­ni­ta­rio.
Una vez que se cons­ta­tó la muer­te del ado­les­cen­te, se pi­dió la asis­ten­cia del mé­di­co fo­ren­se, pa­ra que se lle­ve ade­lan­te la co­rres­pon­dien­te au­top­sia, que con­fir­mó el apu­ña­la­mien­to.
Asi­mis­mo tam­bién se re­ca­ba­ron al­gu­nos da­tos, pa­ra in­ten­tar dar con el au­tor del ho­mi­ci­dio.
Se­gún la in­for­ma­ción que fue­ron ob­te­nien­do los agen­tes, en­tre los mu­cha­chos ha­bría ocu­rri­do un al­ter­ca­do, que fi­na­li­zó cuan­do uno de ellos hi­rió de un pun­ta­zo al otro.
Tras es­to, el agre­sor se dio a la fu­ga.
Es así que con al­gu­nas ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas, se co­men­zó un ras­tri­lla­je en la zo­na.
En con­se­cuen­cia, fue arres­ta­do Ro­ber­to Car­los Q., quien se­ría el au­tor de la te­rri­ble muer­te. Si bien no se pu­do es­ta­ble­cer la ra­zón del su­pues­to al­ter­ca­do, lo cier­to es que la co­mu­ni­dad de Sau­ce se mos­tró acon­go­ja­da por el ase­si­na­to de Ri­car­do, quien ju­ga­ba en un equi­po de fút­bol lo­cal.
Sus fa­mi­lia­res su­pie­ron rá­pi­da­men­te lo ocu­rri­do, por lo que ex­pre­sa­ron su do­lor a tra­vés de sus cuen­tas de Fa­ce­bo­ok, las cua­les co­men­za­ron a lle­nar­se de lis­to­nes ne­gros en­tre­la­za­dos, co­mo sím­bo­lo del lu­to que es­tán atra­ve­san­do.