enero 19, 2022

Turistas de Salta y Jujuy, los más interesados en artesanías locales

Así lo indicaron quienes comercializan diferentes manualidades autóctonas. Los llaveros, imanes y mates con el nombre de la provincia despiertan la atención de los visitantes que eligen llevarlos para regalar y atesorar un recuerdo de su paso por la ciudad.

“Só­lo la es­toy acom­pa­ñan­do. Ella vie­ne a re­no­var su va­ji­lla”, di­ce Ale­jan­dro en­tre ri­sas, mien­tras es­pe­ra a Ana, quien se en­cuen­tra de­fi­nien­do qué com­pra­rá fi­nal­men­te: “Lle­vo dos ma­tes, son de bue­na ca­li­dad. Uno es pa­ra re­ga­lar y el otro pa­ra mí”, ex­pli­ca la mu­jer, na­ci­da en Co­rrien­tes, pe­ro que vi­ve en Bue­nos Ai­res ha­ce un tiem­po:

“A los de allá les gus­tan los ma­tes de acá por­que son de po­ron­go, no con­se­gui­mos igua­les. Ven­den de ma­de­ra y esas co­sas de vi­drio y si­li­co­na que son una ver­güen­za. Es­tos sí son de ver­dad”, re­la­ta mien­tras es­pe­ra re­ci­bir el cam­bio por su ad­qui­si­ción de­fi­ni­ti­va.
Del otro la­do del in­ter­cam­bio se en­cuen­tra Lu­cas, el ven­de­dor, quien con to­no ama­ble pres­ta unos mi­nu­tos de su tiem­po pa­ra in­for­mar las pre­fe­ren­cias de los in­te­re­sa­dos en sus pro­duc­tos: “Lo que más lle­van los tu­ris­tas son lla­ve­ros y cuen­ta­ga­na­dos. Los que se acer­can bus­can un sou­ve­nir pa­ra lle­var­se al­go de la pro­vin­cia, al­gu­na bom­bi­lla o al­go re­la­cio­na­do con el cue­ro”.
En re­la­ción a la pro­ce­den­cia de los vi­si­tan­tes que com­pran, ex­pli­có: “To­das mis co­sas se fue­ron tam­bién a otros pa­í­ses, mu­chos a Bue­nos Ai­res, San­ta Fe, Chi­le y Bra­sil. En es­te in­vier­no, la ma­yo­ría vi­nie­ron de di­fe­ren­tes pro­vin­cias del nor­te, co­mo Sal­ta y Ju­juy”.
En es­te re­co­rri­do, una de las ar­te­sa­nas que tam­bién brin­dó su pa­la­bra a épo­ca fue Ma­rí­a, quien ela­bo­ra di­fe­ren­tes pro­duc­tos en fa­mi­lia ha­ce 16 años y es­ta­ba pre­sen­te en la pla­za Ca­bral: “Has­ta aho­ra los que más vi­mos fue­ron sal­te­ños y ju­je­ños es­tán vi­nien­do mu­cho. To­da­vía no vi­mos lle­gar a tan­tos de Bue­nos Ai­res co­mo otros años. To­da­vía es­pe­ra­mos un re­pun­te del tu­ris­mo en es­ta se­ma­na que que­da del re­ce­so”. So­bre los ar­tí­cu­los ele­gi­dos con más fre­cuen­cias, in­for­mó: “So­bre to­do por­ta­lla­ves, pi­den bas­tan­tes ima­nes pa­ra he­la­de­ras, que sa­len $80. Al ser más eco­nó­mi­cos lle­van va­rios pa­ra re­ga­lar ya que cuen­tan con imá­ge­nes de do­ra­dos o ya­ca­ré, y son ani­ma­les que no ven otras par­tes del pa­ís”.

Ade­más, agre­gó que en re­la­ción a los ma­tes tie­nen una gran va­rie­dad que va des­de $100 a $200: “Te­ní­a­mos al­gu­nos más ca­ros pe­ro mu­chos no los po­dí­an pa­gar. Ven­de­mos bas­tan­tes ma­tes de guam­pa del to­ro, la gen­te los usa tan­to pa­ra la yer­ba a agua ca­lien­te y tam­bién pa­ra el te­re­ré”.
En ca­so de que sea pa­ra re­ga­lar, ofre­cen la po­si­bi­li­dad de gra­bar al­gún nom­bre o de­di­ca­to­ria en la par­te de la vi­ro­la: “Mu­chos de­di­can a sus pri­mos, tí­os y de­más pa­rien­tes que ge­ne­ral­men­te les pi­den al sa­ber que pa­sa­ron por aquí”.
En la mis­ma pla­za, se en­con­tra­ba Má­xi­mo Que­sa­da, quien se de­di­ca ha­ce 35 años a la ela­bo­ra­ción de ar­tí­cu­los ar­te­sa­na­les: “Vie­nen gen­te de dis­tin­tos lu­ga­res, tan­to la zo­na del nor­te, co­mo del cen­tro del pa­ís, Cór­do­ba y San­ta Fe. Los sal­te­ños vie­nen mu­cho por­que les en­can­ta la pes­ca y van a Pa­so de la Pa­tria, al vi­si­tar com­pran re­ga­los pa­ra lle­var”.
So­bre los pre­cios, des­ta­có que los por­ta­ma­te­ros y ter­mos os­ci­lan en­tre los $400 $600 de­pen­dien­do del mo­de­lo, to­dos en ma­te­rial de cue­ro. Ade­más cuen­ta con lla­ve­ros con le­ma de la pro­vin­cia, des­de $50.
“Las ven­tas van bien por las va­ca­cio­nes, al­gu­nas per­so­nas usan de es­ca­la la ciu­dad por­que van de pa­so ha­cia las ca­ta­ra­tas, se que­dan a dor­mir, a la ida y a la vuel­ta. Al­gún re­cuer­do se lle­van apro­ve­chan­do la es­ta­dí­a”.
En­tre su aba­ni­co de pro­duc­tos, ofre­ce pie­dras pre­cio­sas: “To­das son ener­gé­ti­cas, del di­ne­ro, el amor y con­tra las en­fer­me­da­des. De­pen­de el gus­to y ne­ce­si­dad de la per­so­na, exis­te to­do una eti­mo­lo­gía pro­pia de los sig­nos del zo­dí­a­co”.