enero 16, 2022

Tres estudiantes correntinos destacaron las especialidades de la Escuela Naval Argentina

Lucila Ruiz, Facundo Sotelo y Rubén Risso nacieron en la ciudad y se encuentran finalizando sus estudios en la sede de Buenos Aires. Resaltaron sus deseos y motivaciones en su desempeño profesional futuro.

Integrantes correntinos de la escuela de Suboficiales de la Armada Argentina visitaron la Redacción. “Ellos son producto de una selección de entre 700 postulantes de todo el país en el año 2016, de los cuales, 250 fueron seleccionados. Un total de 40 se quedaron definitivamente”, explicó Cristian Blanquer, suboficial primero, perteneciente a la delegación naval de Corrientes.

Tres jóvenes nacidos en la ciudad se acercaron a comentar sus experiencias tras haber superado las instancias de aprobación y con la expectativa de recibirse en sus respectivas ramas a fin de año.

Una de ellas fue Lucila Ruiz, de 20 años, proveniente del barrio Laguna Seca y quien finalizó sus estudios secundarios en el Colegio Juan Domingo Perón. En la actualidad se encuentra cursando materias del segundo año en la especialidad Mecánico de Sistema de Municiones: “Lo elegí con mucho miedo porque mi encargado me había dicho que era muy difícil, pero tomé la responsabilidad y me fue bastante bien”, relató.

En su explicación agregó que siempre le gustó la idea de formar parte de una fuerza: “Me lo recomendó uno de mis primos, averiguamos, me inscribí y decidí intentarlo. Me preparé y en el primer intento, quedé”. A meses de estar cerca de cumplir con su objetivo, sostuvo que le encantaría poder aplicar todo lo que aprendió en el proceso: “Me gustaría tratar todos los días con una munición, poder inspeccionar la pólvora y todas las cuestiones vinculadas”.

Otro de los jóvenes presentes fue Rubén Risso, de 21 años, y perteneciente al barrio Quintana. Se inclinó por la especialidad en Informática dentro de la Escuela Naval: “Aprendemos a reparar computadoras y programar tanto software como hardware. También reparamos la parte lógica de los componentes de un sistema”.

Al ser consultado sobre su elección de la carrera, explicó que una charla informativa al respecto fue clave a la hora de inclinar la balanza y decidir: “Me  preparé con tiempo, ingresé y me interesó todo lo relacionado a esta área vinculada a las redes. En la escuela también realizamos educación física y natación como parte de nuestro aprendizaje”.

A futuro, Risso tiene pensando continuar mejorando sus conocimientos: “Me gustaría seguir estudiando para ser ingeniero o analista en sistemas. Seguir formándome cada vez más para poder progresar en esto”.