enero 19, 2022

Supermercadistas alertan fuerte caída en el consumo por inflación

Dos referentes de cadenas locales describieron que las compras en las sucursales sufrieron retracción, al tiempo que los proveedores proponen remarcas casi semanalmente. Hoy el INDEC dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) difundirá hoy los datos de la inflación de junio, que podría ubicarse cerca del 4% a raíz del impacto de la devaluación en el precio de los alimentos, más aumentos en las naftas y el transporte.
En la previa, época dialogó con dos referentes del supermercadismo local a fin de conocer el ritmo actual de ventas, el comportamiento de sus clientes frente a las góndolas y los costos propuestos por los proveedores.

Sobre el particular, Ricardo Cáceres, propietario de una cadena con sucursales en diversos barrios de la ciudad, esgrimió que “el cierre de junio fue esperanzador por la liquidación del medio aguinaldo; julio está complicado, con notoria retracción en las ventas”.
“El Gobierno Nacional está impulsando iniciativas para fomentar el consumo, ahora ANSES relanzará los créditos Argenta, es necesario promover mayor dinámica, porque la gente compra lo justo y necesario”, agregó.
En tanto, Marcelo Soto, gerente de una cadena local con sucursales en ciudades del interior, narró que “el panorama es preocupante. Tenemos proveedores que quieren subir sus productos casi semanalmente. Se da un contexto como de mercado desregulado y urge encontrar equilibrio en nuestra economía”.
“Hoy por hoy para nuestro sector el objetivo es no perder dinero, no hablamos de tener ganancias. Las familias están cambiando su forma de adquirir las mercaderías. Muchos optan por ir a mayoristas, otros directamente compran en autoservicios barriales. Todos cuidan sus ingresos y las ventas se retraen obviamente”, profundizó.
Las categorías de productos que más aumentaron en el año – de enero a junio – son harina (83%), pastas secas (33,3 %), polentas (29,3%), helados (24,8 %), insecticidas (23,4%), sopas (23,3%), té (22,9%), tapas de empanadas (22,9%), pastas frescas (20,8%) y mayonesas (18,7%).
Otros productos con altos incrementos en sus precios fueron las gaseosas y la leche, con subas de 13%.
Hay que recordar que según las últimas estadísticas del INDEC, la inflación de mayo de este año fue del 2,1% y acumuló 11,9% en los primeros cinco meses del año.