septiembre 24, 2021

Súper codificado: la gente volvió a los bares para ver el River – Boca

Luego de 8 años de transmisiones en el sistema de cable tradicional, el partido de fútbol más importante del país tuvo que observarse, en muchos casos, fuera de la comodidad hogareña. Algunos locales gastronómicos cobraron un adicional para que la gente vea el clásico.

Cada superclásico entre Boca Juniors y River Plate se vive de manera especial. La semana previa, entre cargadas y apuestas, personas de distintas clases sociales transitan el encuentro como si fuera el último. El de ayer tuvo varios condimentos, desde la eliminación de la Copa Libertadores de América del conjunto de Núñez y en especial la imposibilidad de que mucha gente pueda ver el partido en la comodidad de su casa. Es que al ser codificado, personas de todas las edades salieron a la calle en búsqueda de un local gastronómico.
Vale recordar que el programa Fútbol para Todos comenzó el 21 de agosto de 2009 y en junio de este año, debido a la firma de un nuevo convenio por parte de la Asociación del Fútbol Argentino con Turner y Fox, desde esta temporada cuentan con los derechos de televisación de la Primera División.

El éxodo de camisetas azules y amarillas, sumadas a la marea roja y blanca, se divisaba en las avenidas de la ciudad de Corrientes, minutos antes de las 18. Caminatas rápidas y corridas fueron una constante en los locales que transmitían el partido.
En una recorrida realizada por época se pudo ver que la mayoría de los lugares cobraba alrededor de 100 pesos por persona -la consumición- para observar el clásico.
Un bar de calle La Rioja al 700 instaló el sistema la semana pasada para aprovechar la demanda de los fanáticos.
Uno de los clásicos lugares de asistencia de futboleros fue la ex estación de servicio de la calle Tucumán casi Moreno. Allí mucha gente tuvo que ver de pie el clásico.