julio 25, 2021

Sospechosa por aparición de un cuerpito humano quedó libre

Se trata de una joven de 19 años, quien fue detenida luego de que los restos desmenbrados se hallaran dentro de una bolsa.

Ayer se conocieron novedades con respecto a un caso que sacudió a San Roque semanas atrás, donde encontraron un cuerpito sin vida, desmembrado, dentro de una bolsa de basura, caso por el que había sido detenida una mujer de 19 años. Según pudo saber época, la Justicia decidió liberar a la única detenida por el caso, quien está sospechada de ser la madre.
Si bien la chica recuperó su libertad, debe aclararse que aún sigue supeditada a la causa. Como en el hecho pesa un secreto de sumario, no se pudieron conocer mayores detalles en cuanto a las razones que motivaron al juez a tomar dicha decisión.
El 29 de noviembre, en el barrio Malvinas, un residente descubrió la bolsa con los restos humanos, gracias a que unos perros comenzaron a escarbarla.
Al acercarse, el ciudadano fue invadido por el horror de ver algunos miembros sueltos, que indudablemente eran de un ser humano (nunca trascendió si la autopsia concluyó que llegó a nacer). A todo esto, el cadáver presentaba signos de descomposición avanzada, ante lo cual se presume que habría estado “guardado” dentro de alguna vivienda. Debe señalarse, en ese marco, que la ciudad durante ese tiempo estuvo sin servicio de recolección de basura durante varias semanas, dato sumamente importante, ya que se presume que el cadáver intentó ser ocultado entre residuos, debido a que junto a los restos humanos, había yerba, plásticos y basura en general.

Tras esto, los agentes locales comenzaron a investigar los alrededores, realizando una ronda de testimonios entre los vecinos de la zona. Por otro lado la sospechosa, C.R., había sido denunciada por su propia hermana, con quien no se crió y además tiene una relación distante, previo al hallazgo.
Dicha familiar, M.R., comentó a época que en una ocasión llegó a ver a la sospechosa embarazada y que, casi un mes después, volvió a cruzarla y pudo observar que ya no estaba en estado de gravidez, ante lo cual pretendió averiguar qué había pasado con el bebé. Al otro día de descubrir que su hermana presuntamente había sido madre, se enteró del hallazgo del cadáver en el barrio de ésta, ante lo cual, tras hilar cabos fue a realizar la denuncia. Si bien no se puede determinar la importancia que las autoridades dieron a la declaración de M.R., lo cierto es que la muchacha sospechosa fue arrestada y llevada hacia la comisaría de la Mujer y el Menor de Goya. Por otro lado, durante todo este tiempo, no se supo quien sería el padre.