abril 6, 2020

Universitarios expusieron la necesidad de mejorar las condiciones edilicias

Un centenar de docentes y alumnos participó de una clase abierta que se realizó ayer pasadas las 17, con el propósito central de abordar las necesidades latentes en el sector, desde infraestructura hasta la defensa de la educación pública.

En una clase pública, miembros de la comunidad universitaria expusieron las necesidades latentes del sector. Más allá del pedido de aumento salarial de los docentes, emergió la solicitud de mejores condiciones edilicias para la Facultad de Arquitectura, de Comunicación Social, Turismo y Relaciones Laborales (Comtulab) y el Instituto de Criminalística.
En líneas generales, se debatieron las necesidades urgentes con un compromiso común de elevar voces en defensa de la educación.
Pasadas las 17, comenzó la clase abierta en el aula 1 de Comtulab, con la participación de alrededor de 120 personas, entre estudiantes y docentes. Pese a la constante lluvia de esas horas, los estudiantes se hicieron presentes junto con los movimientos estudiantiles de varios sectores, la Federación Universitaria del Nordeste (Fune, que aglutina a todos los centros de estudiantes), Codiunne, Adiunne y referentes de la CTA.
En un debate abierto, los participantes hablaron abiertamente de las necesidades urgentes en materia universitaria. “Los reclamos edilicios fueron conversados, principalmente por la situación de la Facultad de Arquitectura, donde cayó parte del cielorraso; Criminalística también viene solicitando mejoras en el edificio, de hecho se recordó la famosa sentada del 2014, cuando los estudiantes tomaron el instituto y cuando desde el rectorado se comprometieron a mejorar las condiciones edilicias, un asunto que todavía está pendiente. Los baños están en pésimas condiciones de higiene y seguridad, y en días de calor no se pueden encender los ventiladores por problemas en la conexión. La situación es lamentable”, indicó a El Litoral Rodrigo Salinas, miembro de la Fune.
Desde la Facultad de Arquitectura explicaron que el techo del edificio presenta filtraciones que afectan a varias aulas, lo que termina repercutiendo en la falta de espacio.
En tanto que desde la Facultad de Comunicación Social, Turismo y Relaciones Laborales, pese a ser una construcción con pocos años, señalaron que las paredes tienen rajaduras y el edificio no está regulado de acuerdo a las normas de accesibilidad universal, algo que dificulta el acceso a quienes tienen movilidad reducida.
Los anteriores puntos fueron redactados en un documento, que puntualmente solicita el inicio de obras de reparaciones y mejoras edilicias que ya fueron aprobadas, junto con la ampliación de las aulas y el laboratorio de Arquitectura. Dicho petitorio fue presentado el miércoles en mesa de entrada.
Protocolo
Durante la clase pública se habló además del pedido de la puesta en marcha del protocolo efectivo de acción contra la violencia de género y la discriminación. Más allá de la vigencia del mismo, piden una audiencia con las autoridades universitarias, ya que el alumnado pretende integrar a mujeres estudiantes a la comisión de la Unne, a fin de que participen del tratamiento para la propuesta definitiva del protocolo.

Conferencia
En lo que respecta a Criminalística, más allá de las cuestiones edilicias, desde el Instituto vienen solicitando pasar a la nomenclatura de facultad sin depender de otra unidad académica. Para tratar tales puntos se pidió una audiencia y están a la espera de una respuesta.
Por otra parte, desde el Instituto alistan una conferencia de prensa para informar los puntos específicos del reclamo, una actividad que se iba a realizar ayer pero que por las condiciones meteorológicas tuvo que suspenderse, por lo que se haría el próximo lunes.