diciembre 2, 2020

“Una mamá que amamanta no puede consumir ningún tipo de sustancia nociva”

La especialista en lactancia materna, Clara Aquino de Costa, se refirió a la ingesta no solo de drogas ilícitas, también de bebidas alcohólicas, cigarrillos y hasta chocolate.

Días atrás una pareja de argentinos fue procesada en Uruguay sin prisión luego de que un diagnóstico de su hija (11 meses) diera intoxicación por cocaína, éxtasis, anfetaminas y metanfetaminas. El juez penal Gerardo Fogliaccio imputó a los padres por “omisión a los deberes inherentes a la patria potestad y la tutela de los hijos” y ordenó dársela (la niña) a un familiar. En este marco, Se le consultó a la referente de lactancia materna en la provincia de Corrientes, Clara Aquino de Costa, no solo por esta situación extrema, también por otras más comunes que dañan al lactante como tomar café, bebidas cola, comer chocolate, consumir cerveza o fumar.
“Ninguna mamá que consume debería amantar, este bebé habrá estado desde el vientre de su madre recibiendo toxinas, esto tenía que haber salido expuesto en algún control pediátrico y no pasó. Cuando hablamos de sustancias nocivas (drogas legales e ilegales) no interesa la cantidad, una mamá que amamanta no puede consumir ningún tipo de sustancia nociva. El grado de riesgo del niño es altísimo”, dijo la doctora a este medio gráfico.

Cigarrillos
Respecto a las mamás que fuman, señaló que “esto también es nocivo para el bebé”. “Si fuma debe dejar de hacerlo durante el embarazo y durante la lactancia; el hijo de una madre fumadora puede tener infecciones agudas graves y si por fumar deja de amamantar el peligro se eleva al doble. Si no podemos despegar a la mujer que fuma del bebé para amamantar un médico puede dar algunas consideraciones: fumar inmediatamente después de dar de mamar, en un lugar lejos del niño y en un ambiente abierto; luego de fumar lavar las manos y también cambiarse de ropa ya que la nicotina queda en la vestimenta”, explicó la especialista en lactancia y agregó que estos últimos consejos también van dirigidos a los familiares: fumar lejos, en ambientes abiertos, y cambiarse de ropa además de lavarse las manos.
En los últimos años, la lactancia materna se fue incrementando y se da cada vez más importancia a esta herramienta pero es fundamental conocer y desterrar algunos mitos. Entre estos, los que se refieren a beber cerveza y también ingerir medicamentos.

Medicamentos
“El obstetra tiene la tarea de explicar a la mujer qué medicamento puede tomar, cuál no hará daño al niño. Existe una página e-lactancia.org, que tratamos de publicitar ya que en la misma especifica qué medicamento puede ingerir la mujer durante el embarazo y cuándo dar de mamar. Cualquier persona puede ingresar a esta página y realizar la consulta. Cuando coloca el nombre del fármaco en el buscador luego aparece luz verde, amarilla o roja. Lo que seguro está contraindicado son los que se consume bajo tratamiento oncológico. Las madres durante el embarazo deciden dejar el tratamiento oncológico por los riesgos que conlleva a sus hijos en el vientre”, comentó.
A su vez, ejemplificó: “Algunas madres en los consultorios nos preguntan muchas veces por situaciones típicas como el quitarse una muela, el médico le recomienda dejar de amamantar mientras esté medicada por este dolor, pero hay fármacos que sí pueden consumir. Lo mismo sucede con antidepresivos, algunos sí dañan al bebé pero hay otros que no, deben consultar a un especialista”.

Bebidas
Respecto al consumo de alcohol, la doctora Aquino dijo que hay varios mitos en torno a la cerveza, por ejemplo, y aseguró que “la cebada no produce más leche”. Por otra parte, en relación a las gaseosas indicó que “el gas no se pasa a la leche y sí la cafeína de las bebidas cola o café”.
“No se pasa el gas a la leche cuando se consume gaseosa, sí la cafeína de las bebidas cola así como el café y también pasa lo mismo con el chocolate. Si una madre por ejemplo toma una taza de café en el día, ese mismo día no debe comer chocolate, esto le daña el hígado al niño ya que no está preparado para metabolizar la cafeína, está 120 horas la cafeína en el niño. Esto muchas veces explica la irritabilidad del pequeño, muchas veces se piensa que es porque está de mal humor o se asocia a los cólicos pero no tienen en cuenta esto, cuanto más pequeño el lactante más lo daña”, explicó la doctora.
En relación a las comidas, precisó que “no hay ningún problema, todo lo que sea sabores fuertes como apio, cebolla o ajo, saborizan la leche pero no está prohibido”. “La madre que amamanta debe comer variado”, expresó.
“Si una mamá amamanta no debe consumir alcohol. Las bebidas blancas son las que más rápidamente pasan a la leche. El alcohol es depresor del sistema nervioso. La ingesta elevada de alcohol produce los mismos efectos en la madre que en el bebé, afecta su desarrollo psicomotor. Podemos hablar de consumo moderado: por ejemplo si tiene un casamiento el fin de semana puede tomar una copa de una bebida alcohólica. Tienen que evitar el tiempo crónico de la ingesta de alcohol y el consumo excesivo”, aconsejó.
Por otra parte, la doctora comentó que siguen trabajando desde los centros de salud por la lactancia materna.