octubre 27, 2020

“Mamá Mbareté”: se duplicó la asistencia y unas 4.500 embarazadas disponen del plan

En los centros de salud continúa la inscripción de embarazadas a fin de que accedan a la tarjeta por la cual el Gobierno entrega mil pesos mensuales para la compra de alimentos. Alistan entregas para el interior.

En la provincia, unas 4.500 mujeres se encuentran adheridas a la tarjeta “Mamá Mbareté”, plástico con el cual las embarazadas sin cobertura social reciben mensualmente mil pesos para la compra de alimentos. Dicha asistencia se duplicó en un mes, dado que el plan comenzó a funcionar en diciembre con unas 2.500 inscriptas, y desde Salud Pública indicaron que el beneficio llegará a más localidades.
Así lo indicó la directora de Nutrición del Ministerio de Salud, Iliana Tognola, quien dijo “Mamá Mbareté es utilizado por todas las madres que están dadas de altas en el programa Sumar porque son las que se atienden en el sector público de salud, además se van adhiriendo al beneficio las embarazadas que se atienden en el hospital público, a quienes se las inscribe, se les entrega una chequera para el control del embarazo y en 30 días les llega el plástico. Actualmente, de acuerdo a los datos brindados por la Dirección de Sistemas, accedieron al beneficio un total de 4.500 mujeres en toda la provincia”.
Dicho esto, remarcó que las embarazadas sin cobertura médica o bien las mujeres con sospecha de embarazo, pueden acercarse al centro de salud más cercano para sumarse al plan.
Asimismo, la directora de Nutrición anunció: “La semana que viene iniciamos las primeras entregas de tarjetas en el interior, de acuerdo a los registros obtenidos en el plan Sumar. Visitaremos las localidades más grandes como Goya, Mercedes e Ituzaingó. También vamos a estar en Paso de los Libres y Santo Tomé”.

Programa
La tarjeta “Mbareté Mamá” forma parte de un proyecto destinado a promocionar el control prenatal y nutricional durante el embarazo.
En este sentido, Iliana Tognola comentó: “El programa dispone de una chequera que nos permite tener contacto frecuente con la embarazada. La idea es que el equipo de salud las acompañe desde el primer día. Sabemos que hay una tendencia marcada de no realizarse todos los estudios, pero para mantener el beneficio las mujeres deberán realizarse todos los controles. De esta forma buscamos prevenir los riesgos en el parto y reducir los índices de mortalidad natal, porque el seguimiento de la embarazada permite programar los partos en las maternidades más convenientes, de manera tal de asegurarnos la salud de la madre y el niño”.
Con ese criterio, el programa funciona en todos los centros de salud de la provincia, donde las embarazadas pueden inscribirse. Además, la funcionaria destacó que el beneficio comienza con el embarazo y se mantiene hasta los tres primeros meses de vida del recién nacido. “En el lanzamiento de la primera entrega, el Gobernador anunció que el beneficio se extiende hasta el tercer mes de lactancia, es decir que no concluye cuando el niño nace sino hasta que cumpla el tercer mes de vida”.
Por otra parte, se realiza en la provincia un relevamiento estadístico de los chequeos prenatales, para determinar si el programa impacta en la realización de más controles durante la gestación. En este sentido, indicaron que en un plazo de seis meses tendrán resultados para realizar una primera evaluación.