octubre 28, 2020

El COVID-19 terminó con la vida de otro integrante de la familia Livia

La última víctima fatal era el hermano del médico que cumplía funciones en el CAPS Nº10. Tenía 76 años, contaba con enfermedades previas y estaba internado en el Hospital de Campaña. Ayer, en toda la provincia se registraron más de 40 casos positivos.

Con tan sólo cuatro días de diferencia, el coronavirus se llevó a los hermanos Livia. Ambos llegaron desde la ciudad peruana de Callahuanca, hace más de cinco décadas. El sábado se produjo el deceso de Juan José Livia, el carismático médico, y ayer el virus asiático terminó con la vida de su hermano Víctor. Hubo otro repunte de casos en la víspera.
El hombre tenía 76 años y permanecía internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital de Campaña y se convirtió en la víctima número 13. Su sobrino, Ricardo Livia, en contacto con una emisora local, sostuvo: “Con él se termina la primera generación de los Livia que vino desde Perú al país”.
“El no poder acompañar a la familia es una situación muy dolorosa”, dijo el joven quien además expresó: “Estamos en desgracia, se acaba de terminar toda la primera generación de mi familia por esta pandemia. Mi tío Víctor era hermano mayor de mi papá, estaba en el Hospital de Campaña, los dos fallecieron ahí y compartieron el mismo cuadro y enfermedades preexistentes”.
Desde el Ministerio de Salud Pública de la Provincia informaron que el hombre tenía diagnóstico de insuficiencia respiratoria grave, neumonía por COVID-19 y además antecedentes de enfermedades preexistentes, como hipertensión arterial y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. El hijo del médico y sobrino de Víctor recordó a sus familiares y los destacó como “miembros activos de la colectividad peruana. Son fundadores, prácticamente, y mantienen viva la tradición peruana y rescatan la unión de los pueblos”. Ricardo relató a Radio Dos que sus familiares llegaron desde Callahuanca, Perú, primero su tío Víctor, hermano mayor de su papá, quien volvió a buscar a Juan José y lo trajo hasta Argentina hace más de 50 años.

Los hermanos compartían su activismo en la colectividad peruana en Corrientes y en el NEA. Víctor era perito agrónomo y se desempeñaba en la ERAGIA. Ricardo cuenta que cuando llegaron los hermanos “empezaron la universidad, ayudaban en los comedores, con la gente del interior para poder sobrellevar las clases y tocaban la guitarra en la época de las fiestas para recibir pan dulces”.
El joven también agradeció las muestras de cariño y las vivencias con su papá que las personas le manifiestan: “La sensación que nos queda es de solidaridad de la gente que se entera de lo que pasó y nos brinda su apoyo. Y a todos decimos que se cuiden para que no caigan en esta desgracia. El no poder acompañar a la familia es una situación muy dolorosa”. Por otro lado, Ricardo detalló: “Mi madre dio primero positivo y ahora en el segundo hisopado dio negativo, fue una gran felicidad, pero después nos enteramos que falleció mi tío y fue como caer de nuevo”.

Nuevo repunte
El Comité de Emergencia confirmó ayer que se registraron 45 casos de coronavirus, por lo que el acumulativo es de un total de 789 contagios en el territorio provincial. De estos recientes notificados se detalló que 26 personas residen en Capital, una en Ituzaingó contagiado por contacto estrecho con otro caso de esa misma ciudad, 12 casos corresponden a ciudadanos de San Roque también contagiados por contacto estrecho con otros casos locales, dos en Concepción que se hallan bajo investigación de nexo epidemiológico; dos en Mantilla, ambos por contacto estrecho, y dos en Bella Vista.
Además, en el parte médico del Hospital de Campaña se informó que son 47 pacientes internados, 31 con COVID-19; 22 en la clínica general, nueve en la Unidad de Terapia Intensiva, siete con respiradores, además 16 pacientes están en observación, 13 en la sala de aislamiento preventivo, tres en la Unidad de Terapia Intensiva, dos con respiración mecánica asistida.