diciembre 2, 2020

El Banco de Leche Humana juntó más de 170 litros en seis meses

La iniciativa busca disminuir los decesos en recién nacidos prematuros y con bajo peso en la provincia. Hoy distinguirán con un certificado a las donadoras en el Hospital Materno Neonatal Vidal.

El pri­mer Ban­co de Le­che Hu­ma­na (BHL) de Co­rrien­tes re­ci­bió más de 170 li­tros des­de su inau­gu­ra­ción el 31 de oc­tu­bre del año pa­sa­do. Hoy re­co­no­ce­rán a to­das las do­na­do­ras con un cer­ti­fi­ca­do en la ma­ter­ni­dad del Hos­pi­tal Vi­dal.
El re­gis­tro se com­po­ne por do­nan­tes in­ter­nas, que se en­cuen­tran alo­ja­das en la ma­ter­ni­dad y apor­tan pa­ra sus hi­jos, y do­nan­tes ex­ter­nas, que lle­gan vo­lun­ta­ria­men­te has­ta el lu­gar.
“En el ca­so de las do­nan­tes ex­ter­nas, so­mos no­so­tros mis­mos quie­nes nos acer­ca­mos has­ta los do­mi­ci­lios y en­tre­ga­mos los fras­cos pa­ra de­po­si­tar las do­na­cio­nes”, ex­pli­có a épo­ca Luis Azu­la, el co­or­di­na­dor ge­ne­ral del BHL.

En con­me­mo­ra­ción al Día Su­da­me­ri­ca­no de la Do­na­ción de Le­che Hu­ma­na (19 de ma­yo) se re­a­li­za­rá hoy, a par­tir de las 9, un ac­to en el Sa­lón de Usos Múl­ti­ples de la ins­ti­tu­ción, ubi­ca­da so­bre la ca­lle Jo­sé Ra­món Vi­dal 1902.
“Da­re­mos a co­no­cer el tra­ba­jo re­a­li­za­do por el ser­vi­cio, así tam­bién apro­ve­cha­re­mos la reu­nión pa­ra aga­sa­jar a las ma­más do­nan­tes que de­ci­den dar lo me­jor pa­ra los ni­ños in­ter­na­dos en nues­tra Uni­da­des de Cui­da­dos In­ten­si­vos Ne­o­na­tal”, pre­ci­só Azu­la.

¿Por qué do­nar le­che ma­ter­na?
La le­che ma­ter­na es el me­jor ali­men­to pa­ra el be­bé ya que apor­ta los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta pa­ra su cre­ci­mien­to y de­sa­rro­llo sa­lu­da­ble. Ade­más, re­fuer­za su sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co y lo pro­te­ge de en­fer­me­da­des.
La le­che do­na­da, lue­go de pa­sar por un cui­da­do­so pro­ce­so de eva­lua­ción y pas­teu­ri­za­ción se al­ma­ce­na has­ta su su­mi­nis­tro a re­cién na­ci­dos pre­ma­tu­ros, en­fer­mos o con ba­jo pe­so.
La pro­vin­cia de Co­rrien­tes, a tra­vés de su Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca, ha de­ci­do uti­li­zar es­ta es­tra­te­gia asis­ten­cial fun­da­men­tal en lo que res­pec­ta a aten­der las ne­ce­si­da­des de un gru­po etá­reo ex­tre­ma­da­men­te vul­ne­ra­ble co­mo lo son los re­cién na­ci­dos in­ter­na­dos. Es así, la oc­ta­va pro­vin­cia en el pa­ís en con­tar con uno de es­tos ban­cos.
La ini­cia­ti­va Su­da­me­ri­ca­na bus­ca que se san­cio­ne una ley na­cio­nal pa­ra que ca­da pro­vin­cia cuen­te con uno de es­tos edi­fi­cios.

¿Quié­nes pue­den ser do­nan­tes?
Mu­je­res que es­tén ama­man­tan­do, ten­gan una pro­duc­ción su­pe­rior a las ne­ce­si­da­des de su hi­jo y es­tén dis­pues­tas a ser do­nan­tes. Ellas de­ben pre­sen­tan bue­na sa­lud y te­ner há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles.