diciembre 1, 2020

Corrientes destaca su Programa Alimentario y no pide emergencia

La administración provincial defendió su constante inversión para el desarrollo interministerial de políticas nutricionales y sanitarias.

La si­tua­ción so­cio­e­co­nó­mi­ca en la que se ha­lla in­ser­to el pa­ís ge­ne­ró que va­rias pro­vin­cias (o­po­si­to­ras) so­li­ci­ten a la Na­ción que de­cla­re la emer­gen­cia ali­men­ta­ria de ma­ne­ra ur­gen­te.
En ese con­tex­to, des­de el Eje­cu­ti­vo co­rren­ti­no des­cri­bie­ron que a par­tir del ini­cio de la ges­tión del go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés se des­ti­nó una con­si­de­ra­ble in­ver­sión pre­su­pues­ta­ria pa­ra for­ta­le­cer la nu­tri­ción y ali­men­ta­ción de los di­fe­ren­tes es­ta­men­tos de la co­mu­ni­dad.
En­fa­ti­za­ron que a tra­vés del Plan Ali­men­ta­rio Co­rrien­tes, se han ge­ne­ra­do tres ver­tien­tes me­dian­te las cua­les se con­cre­tan las ac­cio­nes en pos de man­te­ner la nu­tri­ción y la ali­men­ta­ción pa­ra ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos.
La in­ver­sión del Pro­gra­ma Ali­men­ta­rio Co­rrien­tes de ma­ne­ra in­te­gral es su­pe­rior a los $3.300 mi­llo­nes, y es­tá su­je­to a un con­trol, mo­ni­to­reo y mo­der­ni­za­ción per­ma­nen­te.

¿De qué se tra­ta?
De acuer­do a lo di­fun­di­do por la ad­mi­nis­tra­ción pro­vin­cial, la pro­pues­ta tie­ne co­mo ba­se ga­ran­ti­zar el ac­ce­so a la ali­men­ta­ción y a la co­rrec­ta nu­tri­ción de los co­rren­ti­nos. En su con­cep­ción es­tá di­se­ña­do pa­ra aten­de­ré a to­dos los es­ta­men­tos de la co­mu­ni­dad, ge­ne­rar equi­dad y ga­ran­ti­zar que nin­gún co­rren­ti­no ten­ga ca­ren­cias ali­men­ta­rias.
Con esos pa­rá­me­tros, se ar­ti­cu­la­ron ac­cio­nes en­tre tres mi­nis­te­rios co­mo ca­be­ce­ra de la pro­pues­ta, pe­ro en re­a­li­dad la par­ti­ci­pa­ción de la to­ta­li­dad del Go­bier­no Pro­vin­cial, que se vin­cu­lan de di­fe­ren­tes for­mas en el pro­yec­to.
Es así que la pues­ta en mar­cha del Plan Ali­men­ta­rio Co­rrien­tes tie­ne co­mo ba­se la asis­ten­cia nu­tri­cio­nal en los es­ta­ble­ci­mien­tos es­co­la­res, que a su vez tam­bién se mues­tran co­mo los lu­ga­res más ac­ce­si­bles pa­ra de apro­vi­sio­na­mien­to y el con­trol nu­tri­cio­nal.

De ahí que tres­cien­tos mil es­tu­dian­tes de los tres pri­me­ros ni­ve­les re­ci­ben de ma­ne­ra dia­ria de­sa­yu­no, al­muer­zo y me­rien­da.
La pro­vi­sión es de co­mi­da for­ti­fi­ca­da, co­pa de le­che y fru­tas, mien­tras que el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca re­a­li­za el se­gui­mien­to nu­tri­cio­nal. La in­ver­sión de es­ta car­te­ra pa­ra el pro­gra­ma es su­pe­rior a los 2.800 mi­llo­nes de pe­sos de ma­ne­ra anual.
La car­te­ra sa­ni­ta­ria in­vier­te en el pro­gra­ma más de 70 mi­llo­nes de pe­sos, en­tre los que com­par­te con De­sa­rro­llo So­cial en la im­ple­men­ta­ción y mar­cha de las tar­je­tas Mba­re­té y Mba­re­té Ma­má, y en la ar­ti­cu­la­ción de las ca­pa­ci­ta­cio­nes, con­trol sa­ni­ta­rio y nu­tri­cio­nal, y con­trol de ca­li­dad de las dis­tin­tas fa­ce­tas de la pro­pues­ta.
El otro Mi­nis­te­rio so­bre el que re­cae la pro­vi­sión ali­men­ta­ria es De­sa­rro­llo So­cial, que brin­da es­te de ti­po de ser­vi­cio en 270 co­me­do­res co­mu­ni­ta­rios, en los se dan de­sa­yu­no, al­muer­zo y me­rien­da.
Con un sis­te­ma de ela­bo­ra­ción en el lu­gar que se brin­da el ser­vi­cio en al­gu­nas uni­da­des y en otras, con la pro­vi­sión de co­mi­da for­ti­fi­ca­da e in­dus­tria­li­za­da.