octubre 22, 2020

Cerraron una farmacia céntrica y volvió a abrir el comedor de la Unne

Desde el Comité de Crisis de la Provincia confirmaron ayer acerca del cierre de una farmacia ubicada en la esquina de las calles Junín y San Lorenzo, tras conocerse que tres personas que trabajan allí se contagiaron de covid-19. En ese sentido, indicaron que mientras el inmueble permanezca sin atención al público, se procederá a desinfectarlo. Además, aclararon que no se abrirán las puertas del comercio hasta que la situación epidemiológica esté controlada.

Vale recordar que una conocida confitería del microcentro también debió interrumpir su atención de manera preventiva el viernes pasado, por un caso positivo del nuevo coronavirus; lo propio ocurrió en un local de comidas ubicado en avenida Alfonsín, a fines de agosto.

Por otra parte, desde la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) informaron que a partir del viernes pasado volvieron a retomar el trabajo en el comedor del campus Sargento Cabral, que había sido clausurado tras la detección de un caso sospechoso. De igual forma, se entregan viandas por la mañana solo a becarios que fueron adjudicados en la primera y segunda convocatoria de este ciclo lectivo, según aclararon desde la Secretaría General de Asuntos Sociales

“Esto se pudo lograr gracias al trabajo en conjunto del Comité Asesor de la Secretaría, la Fundunne, la Federación Universitaria del Nordeste, las Secretarías de Asuntos Estudiantiles de las unidades académicas y sus respectivos Centros de Estudiantes; para que los becarios de las mencionadas facultades pudieran acceder a su beneficio con normalidad”, agregaron.