julio 28, 2021

Robaron un comedor y la solidaridad de la gente no se hizo esperar

Las instalaciones se encuentran por calle Pizarro 3131. El lunes por la noche ingresaron al lugar y llevaron mercaderías, ollas y varios elementos. Rápidamente, al conocerse el hecho, particulares y hasta funcionarios se acercaron a entregar donaciones.

No es la primera vez que este comedor –de nombre Pocho Roch-, sufre el ataque de delincuentes. En esta oportunidad se sustrajeron importantes elementos como ollas grandes, tubos de gas, cubiertos, platos, vasos y una procesadora.

Ante esta situación, los habituales asistentes se quedaron sin desayuno ni almuerzo. Pero la noticia impactó rápidamente a la comunidad. Inmediatamente, particulares y personas que conocen el trabajo que realizan en este lugar se acercaron para colaborar.  “Desde las 6 de la mañana me están llamando por teléfono. Estoy contenta porque siento que he hecho bien mi trabajo durante todo este tiempo. A toda la gente que vino muchas gracias”, dijo María Luisa Barrientos.

Barrientos, es la encargada del lugar y lleva 15 años en el trabajo para el prójimo. “En la madrugada entraron, rompieron las puertas, sacaron tubos de gas, ollas, cubiertos, platos, vasos, procesadora, cosas que nos sirven realmente porque hacemos la leche y la comida. También llevaron arroz y fideo”, comentó. “Los vecinos no escucharon nada, por eso creemos que fue esta madrugada mientras llovía”, manifestó la mujer.

La encargada del Pocho Roch no podía salir del asombro al ver el estado en que se encontraba el comedor. “La señora que abre el lugar todas las mañanas, ayer se encontró con las puertas rotas y luego observó el destrozo que había. No alcanzó con eso, ya que lastimaron al perro que tienen para seguridad. “Tenemos alambre de púa y vidrio sobre el muro, así que no sabemos cómo entraron”, expresó.

María Luisa indicó que en el lugar comen alrededor 140 personas más o menos. “Le damos el almuerzo y la merienda”, enfatizó.

Además de los anónimos que entregaron donaciones, por la tarde, la ministra de Educación, Susana Benítez y el subsecretario Julio Navías, se acercaron al comedor para donar algunos elementos. “Lamentablemente esta situación desbordó a la coordinadora del comedor y al conocer el caso tomé la decisión de contribuir con los productos de cocina y útiles escolares. Juntamos elementos de cocinas y útiles escolares porque esta comunidad trabaja activamente con muchos niños y familias: son 80 chicos que comen en el comedor y 50 que retiran la comida”, dijo la funcionaria.

Además, la Ministra aprovechó para anunciar la apertura del plan  Fines para que los adultos que allí asisten puedan terminar sus secundarios. “La solidaridad empieza por hacerse presentes, reconocer el valor de estas personas, que todos los días de manera silenciosa colaboran con los niños correntinos y por supuesto, la solidaridad del apoyo moral al terrible momento”, dijo la Ministra.