octubre 20, 2021

Remís: con el último incremento pasó a ser un servicio de lujo y sólo lo usan ante emergencia

En un relevamiento llevado a cabo, pasajeros indicaron que los altos costos condicionan su uso. Asimismo, desde el sector señalan que no todos estaban a favor del aumento y que la demanda cayó.

Como consecuencia de la última suba de combustibles, desde ayer las empresas de remises aplicaron un aumento del 10% y la tarifa pasó de $26,30 a $29. En relación a este incremento y mediante un sondeo, usuarios indicaron que utilizan el servicio en caso de emergencias, para trasladar cosas o si viajan en grupo, de los contrario resulta muy costoso y utilizan el colectivo.
En la jornada de ayer, en una de las paradas de remises, donde en diálogo sobre la tarifa, una de las pasajeras indicó que “ahora lo estamos tomando porque tenemos que trasladar algunas cosas y somos varios los que vamos en esa dirección, sino es muy caro y vamos en colectivo”.
Mientras que otra mujer, que también aguardaba un auto, comentó “tengo un gasto diario de $100 por día. Ahora me va a salir más caro, pero bueno no me queda otra que pagar porque mi salud y mi trabajo no me permiten andar en micros”.
En la misma esquina también se encontraba una abuela con su nieto e hija y manifestó: “Yo ando en bicicleta, ahora voy en remís por el chango y mi nieto; pero es muy caro”.
Por su parte, al consultar a algunos trabajadores se pudo saber que no todos estaban de acuerdo con el incremento, “después del 20 de cada mes la demanda baja y y con el aumento anterior la gente ya había dejado de tomar remises y ahora va a ser peor”.
“Con este aumento nos quieren cobrar más cara la base y no tienen en cuenta que hay menos gente que sube a los coches”, manifestó otro de los choferes y agregó que  “a mí no me afecta tanto porque soy propietario, pero a los que alquilan los matan”, sentenció.