octubre 20, 2021

Por alto índice de cáncer de cuello uterino no detectado, analizarán muestras de Saps

En el marco de una capacitación a profesionales de la salud, la Facultad de Medicina y la Municipalidad firmaron un acuerdo sobre promoción y prevención.

Con el objetivo de aumentar los tratamientos y estudios para prevenir el cáncer de cuello uterino, que es una enfermedad de las que menos se detectan por la falta de controles, desde las Salas de Atención Primaria de la Salud (Saps) tomarán muestras a mujeres mediante el Papanicolau, que luego serán estudiadas en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne). La firma del acuerdo se realizó entre la vicedecana de Medicina, Silvia García de Camacho; en representación del decano, profesor Gerardo Omar Larroza y la doctora Alejandra Elizalde Cremonte, subsecretaria de Salud de la Municipalidad de Corrientes.
En este sentido, la funcionaria de la Comuna explicó que “es un acuerdo de trabajo que el intendente Fabián Ríos firmó en el año 2014, hace un mes se firmó para reforzar el acuerdo y ahora lo que se hizo fue un acuerdo dentro de este convenio para trabajar en forma conjunta entre la Facultad y la Municipalidad en la detección del cáncer de cuello uterino”. “En las Saps se hará detección y promoción de la salud, esto surge porque la provincia es una de las que tiene mayor mortalidad por cáncer de cuello de útero en el país; se ha visto que con la detección mediante el Papanicolau se logra ayudar a la mujer pero en Corrientes el porcentaje de estudios es muy bajo, no se hacen el control”, indicó la doctora.
“El procesamiento, para detectar si tiene o no cáncer, se hace en pocos lugares y no podemos en las salas tomar tantas muestras si después no tenemos donde estudiarlas. Si una mamá va a la Saps y no podemos tomarle la muestra, es una oportunidad perdida porque es muy poco probable que vuelva. Con este proyecto vamos a paliar esta realidad”, dijo Cremonte.
La Facultad de Medicina “va a hacer los estudios de las muestras enviadas desde las Saps y detectar o no el cáncer”. “Es un proyecto muy ambicioso, podemos detectar o no el cáncer. Hace mucho bregamos para que la Municipalidad tenga su propio laboratorio pero no fue posible, por eso hoy vamos a recibir colaboración de la Facultad”, comentó la subsecretaria de Salud.
Por su parte, la vicedecana Silvia García de Camacho, en el marco de la firma del acuerdo, dijo: “En este acuerdo de trabajo en la prevención del cáncer del cuello uterino están trabajando dos instituciones, un sistema formador y un sistema utilizador en la primera base en importancia, que es la atención primaria de la salud. Ustedes van a ser los principales actores en cuanto a la educación y detección precoz para evitar los costos hospitalarios y los insumos que requiere muchas veces llegar al poder asistencial. No se olviden de que la prevención y la promoción en nuestra salud como mujer son importantes en todos nuestros ciclos vitales, no solamente en la niñez sino también en la adolescencia, en la adultez y en el ciclo del adulto mayor”.
Cabe destacar que el test, que se realiza a mayores de 30 años, es un método eficaz de prevención porque permite detectar o descartar la presencia de los tipos de Virus de Papiloma Humano (VPH) que pueden generar esas alteraciones en las células del cuello del útero (que son las que detecta el PAP).
En Argentina cada año se diagnostican alrededor de 4 mil casos nuevos de cáncer de cuello de útero y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de esta enfermedad.
El 82% de las muertes ocurre en mujeres mayores de 40 años.