septiembre 20, 2020

Valdés y Capitanich acordaron estrategia conjunta por obras

“Avanzamos en la decisión de trabajar sin importar de qué signo político provenimos”, señaló el correntino. El segundo puente, que ya tiene proyecto ejecutivo, el gasoducto del NEA y la reactivación de la Hidrovía del río Paraná fueron algunos de los puntos salientes.

La Casa de Gobierno de Corrientes fue el epicentro de la reunión entre el gobernador Gustavo Valdés y su par del Chaco, Jorge Capitanich, quien arribó a las 9 y mantuvieron una audiencia a solas por espacio de una hora, oportunidad en la cual abordaron una agenda de trabajo en conjunto, haciendo hincapié en la cooperación para potenciar el desarrollo de infraestructura entre ambas provincias. Luego compartieron una conferencia de prensa en el Salón Amarillo.
Uno de los temas principales fue el segundo puente entre ambas provincias, que cuenta con un proyecto ejecutivo que con la circunvalación tiene un costo de 738 millones de dólares. También abordaron cuestiones vinculadas a la Hidrovía Paraná-Paraguay, el Gasoducto NEA, desarrollo foresto industrial, circuitos turísticos y la conectividad a través de la fibra óptica, entre otros.
En un clima cordial que se evidenció desde el primer momento, Valdés le entregó a Capitanich el decreto declarándolo Huésped de Honor. Los mandatarios coincidieron en la necesidad de seguir trabajando en lograr una efectiva reparación histórica para las provincias del Norte argentino. “Avanzamos en la decisión de trabajar juntos sin importar de qué signo político provenimos, sino anteponiendo los intereses de la sociedad”, dijo Valdés durante la visita.
Al iniciar su alocución en el salón que contó con presencia de ministros y legisladores, Valdés expresó: “Que el río Paraná no nos divida, sino que nos una y comencemos a pensar en una región que nos permita desarrollo y crecimiento. Respecto a las hidrovías remarcó que Corrientes tiene 700 kilómetros de acceso hacia el río Paraná, desde la desembocadura del arroyo Itaembé (Ituzaingó) hasta Esquina. “En cuanto a navegación, esto permitirá en un futuro abaratar la logística en el comercio, teniendo en cuenta además que el Chaco va a generar un nuevo puerto en un año, refuncionalizar el de Barranqueras con un dragado que es necesario”.
En este marco, Valdés recordó que “nosotros estamos proyectando nuestros cuatro puertos, somos la puerta de entrada a la navegación del Paraguay, por lo que tiene que ser una vía eficiente para nuestra región, apuntando a la exportación de nuestra materia prima, que sea receptora de comercio y, también, una vía de desarrollo para toda la región”. Capitanich es un impulsor y gestor fuerte ante la Nación en este sentido y se espera que un hombre de su cercanía asuma en cargos estratégicos del área.
Capitanich, al hablar del segundo viaducto, remarcó que es una obra significativa que requiere de varios pasos, siendo el primero en propiciar en el Congreso de la Nación para que sea “incluido en la Ley de Presupuesto con garantía soberana”, y añadió que esta será la mejor manera de “obtener financiamiento de organismos multilateral de créditos o de consorcios de carácter internacional sobre la base del aval del tesoro nacional”.
Si bien aclaró “no es cuestión sencilla por el monto, la inestabilidad macroeconómica, por el proceso de reestructuración de deuda de Argentina, pero es un proceso que podemos hacer”.