octubre 1, 2020

Nación elige comunas afines para inversiones claves en Corrientes

Paso de los Libres, donde gobierna el peronismo, es uno de los “municipios mimados” por la gestión de Alberto Fernández. El intendente Martín “Tincho” Ascúa suscribió un convenio por 40 millones de pesos con el Ministerio de Obras Públicas.

El Gobierno de Alberto Fernández se apresta a cumplir nueve meses de gestión. Corrientes es una de las pocas provincias administradas por la oposición. En ese contexto surge la suspicacia luego de conocerse que otra vez Paso de los Libres, donde gobierna el intendente peronista Martín “Tincho” Ascúa,vuelve a ser beneficiada con millonarios montos para obras de infraestructura.
Ascúa confirmó ayer que suscribió el acuerdo para financiar distintas obras públicas por 40 millones de pesos con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, en una estrategia de desarrollo de infraestructura en Paso de los Libres que encara con el ministro del área, Gabriel Katopodis.
“Quiero contarles que el viernes firmamos un convenio con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación para realizar obras en nuestra ciudad por un monto de cuarenta millones de pesos en el marco del programa Argentina Hace”, informó el intendente de Libres en sus redes sociales.
“Ya tenemos algunos proyectos presentados y en la medida que haya novedades se las voy a ir compartiendo”, dijo Ascúa en relación a los detalles de obras que se realizarán con ese financiamiento de la gestión del presidente Alberto Fernández.
A su vez, el Jefe comunal adelantó que proyecta nuevas obras de extensión de agua potable y cloacas con la empresa encargada de esos trabajos. “El viernes, con la dirección de Vivienda, Hábitat y Tierra de nuestro Municipio mantuvimos una reunión con representantes de las empresas Aguas de Corrientes SA y Urbatec SA para proyectar obras de extendido de red de agua y cloaca”, dijo Ascúa.
Oportunamente, cuando se lanzó la tarjeta Alimentar también se eligió a la localidad fronteriza para instalar una unidad ejecutora para administrar montos significativos de ayuda social. En pleno brote de COVID-19 en agosto pasado, se envió un camión con módulos alimentarios provenientes del Ministerio de Desarrollo Social de manera directa.
Ascúa es un dirigente que supo plantarse a la estructura del Partido Justicialista y en la elección legislativa del año pasado logró meter con una lista alterna un diputado -Miguel Arias- merced a un acuerdo con desencantados con los referentes de la capital. Nadie puede negar sus ambiciones de seguir creciendo y llegar quizás también a obtener una banca, aunque hoy su prioridad sea retener el distrito que le arrebataron a los radicales en 2017. Tarea para nada fácil, si tomamos en cuenta que puertas adentro del justicialismo libreño también hay reticencias.
La desconfianza con la administración de Gustavo Valdés es tal que en una situación de emergencia como fueron los recientes incendios forestales se logró que la Nación envíe un avión hidrante pero que hizo base en Apóstoles (Misiones) en una zona que en ese momento no tenía focos y que al ser forestal cuenta con muchos elementos de prevención para estas contingencias. Sólo para tomar dimensión del panorama que se presenta y donde “el puenteo” parece ser una estrategia que volvió para quedarse.
Es que la campaña hacia el 2021 comenzó, no hay dudas de eso.