diciembre 2, 2020

Cayó banda narco que traficaba marihuana oculta bajo carbón

Traían la droga desde Paraguay, la acopiaban en Itá Ibaté y luego la movían desde la capital correntina hacia Buenos Aires en camionetas cargadas con carbón. Gendarmería halló casi una tonelada, dinero en efectivo, armas, vehículos y lanchas. Hay siete detenidos.

Una mega banda de narcotraficantes, que bajo la fachada de traslado y venta de carbón desde el litoral hacia Buenos Aires, movía grandes cantidades de estupefacientes, fue desarticulada ayer por la Gendarmería Nacional, luego de interceptar uno de los cargamentos en inmediaciones de Loreto. El golpe, fue el colorario de seis meses de investigación para determinar la operatoria y los puntos de acopio de la organización. Secuestraron casi una tonelada de marihuana, armas, embarcaciones, vehículos y dinero en efectivo. Hay por lo menos siete detenidos.

LA CAMIONETA FUE INTERCEPTADA CERCA DE LORETO.

Era pasado el mediodía, cuando uno de los equipos de la Gendarmería, distribuidos entre la Ruta Nacional Nº118 y la Ruta Provincial 5, interceptó en cercanías de Loreto, una camioneta Pick Up blanca, repleta de bolsas de carbón. Al menos en su fachada, porque debajo de ellas, llevaba una veintena de bultos con poco más de 690 kilogramos de marihuana, prensada y con destino a otro de los lugares de acopio, para luego despacharla hacia Buenos Aires.
La investigación llevaba seis meses, cuando los miembros de la Fuerza interceptaron, a comienzos de abril, un cargamento de droga, y comenzaron a indagar a la banda.
Hace tres días, todos los interrogantes se desgranaron en lo que sería una gran organización, que traía embarcada la droga desde las costas del Paraguay, la acopiaba en un complejo turístico de cabañas en Itá Ibaté y en una finca en la capital correntina, y desde allí la trasladaba, bajo la fachada comercial de venta de carbón, hacia el interior de la provincia, para luego llevarla hacia Buenos Aires.

SIETE LANCHAS Y VARIOS VEHÍCULOS INCAUTADOS.SIETE LANCHAS Y VARIOS VEHÍCULOS INCAUTADOS.

El martes por la mañana, se implementó un operativo cerrojo entre la capital correntina y las localidades de Itá Ibaté, Santa Rosa, Saladas y Loreto. Justamente cerca de ésta última, los elementos de la Dirección de Investigaciones de la GNA, demoraron el paso de una camioneta tipo Pick Up, repleta de carbón, pero bajo las decenas de bolsas venía oculto un cargamento de 29 bultos de bolsones amarillos, que contenían 690 kilos de marihuana.
En ese mismo procedimiento, los gendarmes demoraron otra camioneta y un automóvil, que oficiaban de punteros, para dar aviso en caso de divisar la presencia de las fuerzas federales. En realidad, el vehículo ya había sido marcado con anterioridad, pero para la GNA, era importante saber cuál era el camino que desandaba la banda con la droga, para ir atando los cabos de la investigación.

Fueron siete allanamientos
Casi al mismo momento, una comisión de la fuerza, apostada en cercanías de San Roque, realizó un par de allanamientos en aquella comuna. También en la localidad de Itá Ibaté, en el complejo de cabañas “Don Quico”.

Según la investigación, su propietario, de apellido Zoperez, sería quién proveía la logística, además de oficiar de acopiador en su complejo, en el que los uniformados habrían encontrado otro cargamento de marihuana, superior a los 300 kilos. El resto de los registros se realizaron en la capital correntina y, por lo menos cuatro de ellos en la provincia de Buenos Aires, que era uno de los destinos finales del estupefaciente.

ENCONTRARON VARIAS ARMAS Y GRAN CANTIDAD DE MUNICIONES.

Cabe recordar que, la semana pasada, tanto la Gendarmería, como la Prefectura Naval, con diferencia de 24 horas, dieron dos certeros golpes, uno en ruta y el otro en la costa del río, a orillas de la localidad de Itá Ibaté, por lo que no se descarta que aquellos cargamentos hallados pertenezcan a la misma organización.
Fuentes de la investigación revelaron a época que, como resultado de la pesquisa se incautaron al menos seis vehículos, dos de ellos de alta gama, siete lanchas con motor fuera de borda, una escopeta calibre 12/70, un subfusil calibre 22, un revólver calibre 38, así como gran cantidad de municiones para estas armas; además de dos notebooks y una tablet, 19 teléfonos celulares, cinco balanzas de precisión y dinero en efectivo, discriminado en 300 reales, 1.365 dólares y $395.620.
Del procedimiento inicial, la Gendarmería nacional informó que en total se secuestraron 957,981 kilogramos de marihuana, ocho plantas de Cannabis, 19 semillas de la misma y unos 110 gramos de cocaína de máxima pureza.
Según indicaron fuentes oficiales, el avalúo total de la droga incautada ronda los $33.342.000. Tanto el estupefaciente como los vehículos, las embarcaciones y todos demás elementos secuestrados en los allanamientos, fueron puestos a disposición de la justicia federal, y trasladados a la base del Escuadrón 48 “Corrientes” de la Gendarmería Nacional.
Desde la fuerza, se destacó el trabajo que durante los últimos seis meses desarrolló personal de inteligencia de la GNA, reuniendo toda la información. También se destacó la labor del Centro de Información con asiento en Campo de Mayo, Buenos Aires, y en la provincia de Corrientes, desde donde se coordinaron las tareas para los distintos procedimientos.
Una vez más, quedó demostrado que las bandas narco siguen operando y prosperando en sus negocios en suelo correntino.
Impresiona, no sólo el nivel de infraestructura de las organizaciones que desde hace unos años vienen siendo golpeadas, sino también la cantidad de droga que logran pasar por rutas nacionales y provinciales, desde el Litoral del país hacia el Centro y Sur argentinos.