diciembre 2, 2020

Violó y embarazó a una nena, se hizo cargo del bebé y quedó absuelto

Fue un fallo emitido desde Paso de los Libres. La niña tenía 11 años cuando fue abusada.

El Tri­bu­nal Oral Pe­nal de Pa­so de los Li­bres ayer fue mo­ti­vo de po­lé­mi­ca, al co­no­cer­se la de­ci­sión de li­be­rar al vio­la­dor de una ne­na, ar­gu­men­tan­do que la pe­que­ña con­sin­tió una re­la­ción se­xual, a pe­sar de que te­nía so­la­men­te 11 años al mo­men­to de ser abu­sa­da se­xual­men­te, de­li­to por el cual que­dó em­ba­ra­za­da.
De es­ta ma­ne­ra, los jue­ces Gus­ta­vo Al­fre­do Ifrán y Mar­ce­lo Ma­nuel Par­do de­ci­die­ron no ha­cer lu­gar al pe­di­do de la Fis­ca­lía y ab­sol­vie­ron al hom­bre por “por in­su­fi­cien­cia pro­ba­to­ria en re­la­ción a la ti­pi­ci­dad de la con­duc­ta re­pro­cha­da a un hom­bre que abu­só de una ni­ña”.
Di­cho ar­gu­men­to, ha­bría es­ta­do apo­ya­do en que la víc­ti­ma, quien hoy es ape­nas una ado­les­cen­te de 16 años, pi­dió que su abu­sa­dor no fue­ra sen­ten­cia­do, ya que se hi­zo car­go de la ma­nu­ten­ción del be­bé que na­ció pro­duc­to de la vio­la­ción.

Va­le des­ta­car que los abu­sos se­xua­les fue­ron dos, los mis­mos de­nun­cia­dos por la ma­dre de la víc­ti­ma, y que al mo­men­to del he­cho el vic­ti­ma­rio te­nía 18 años.
Al ser de­te­ni­do, el vio­la­dor di­jo que no sa­bía la edad de la ne­na y que des­co­no­cía que ella ha­bía que­da­do em­ba­ra­za­da, he­cho an­te el cual co­men­zó a pa­gar la ma­nu­ten­ción y man­tu­vo un vín­cu­lo fa­mi­liar con el be­bé.
En la de­cla­ra­ción de la víc­ti­ma, ella sos­tu­vo que no fue obli­ga­da y que los ac­tos se­xua­les fue­ron con­sen­ti­dos (a pe­sar de te­ner 11 años). De­be acla­rar­se que, en ca­sos co­mo es­tos, exis­te la fi­gu­ra de es­tu­pro, de­li­to en el cual un adul­to ma­ni­pu­la a un me­nor de edad pa­ra man­te­ner re­la­cio­nes se­xua­les, lo que es­tá pe­na­do por la Ley, ex­cep­to en es­te ca­so en el que de al­gu­na for­ma se lle­gó a la con­clu­sión de que no hu­bo ma­ni­pu­la­ción al­gu­na.
Lo cier­to es que la víc­ti­ma, aho­ra ado­les­cen­te, se pre­sen­tó en el de­ba­te oral y pú­bli­co y so­li­ci­tó que el hom­bre no va­ya pre­so y que se si­ga man­te­nien­do el vín­cu­lo fa­mi­liar.
Pa­ra la Fis­ca­lí­a, ya na­da más res­ta­ba por pro­bar, ya que los he­chos, la au­to­ría y la res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal es­ta­ban acre­di­ta­dos, por lo que ha­bía pe­di­do que el hom­bre fue­ra con­de­na­do a sie­te años de pri­sión. En ese sen­ti­do, se re­fi­rió al su­pues­to con­sen­ti­mien­to de la por en­ton­ces ni­ña de 11 años, y sos­tu­vo que la vo­lun­tad de la ne­na es­tu­vo “vi­cia­da por la edad de la víc­ti­ma”.
Pa­ra el fa­llo se va­lo­ró la edad del im­pu­ta­do, la fal­ta de an­te­ce­den­tes pe­na­les, la nue­va re­la­ción con su hi­ja, y el sus­ten­to eco­nó­mi­co que apor­ta­ba.
La Ase­so­ría de Me­no­res coin­ci­dió con la Fis­ca­lí­a. Sos­tu­vo que en el ca­so, ha­bía si­tua­cio­nes atí­pi­cas: el tes­ti­mo­nio de la ma­má de la jo­ven víc­ti­ma, quien ma­ni­fes­tó que lo­gró per­do­nar al im­pu­ta­do y su­pe­rar la trau­má­ti­ca si­tua­ción, y ra­ti­fi­có y com­par­tió el de­seo de la víc­ti­ma de que es­te no fue­ra pre­so y pu­die­ra ver a su hi­ja cre­cer con una fi­gu­ra pa­ter­na.
Más allá de es­to, la Ase­so­ría in­di­có que la si­tua­ción po­co co­mún, no al­can­za pa­ra “des­vir­tuar la acu­sa­ción y la de­bi­da san­ción que me­re­ce la con­duc­ta de F.A.C”.
Es­tas pos­tu­ras que apo­ya­ban una sen­ten­cia, fue­ron acom­pa­ña­das por el juez Mar­ce­lo Ra­món Flei­tas, quien no es­tu­vo de acuer­do con la fi­gu­ra de con­sen­ti­mien­to es­gri­mi­da por sus pa­res y sos­tu­vo que la Ley es cla­ra. “Que­rer re­co­no­cer­le ca­pa­ci­dad a una me­nor de 11 años es con­tra­rio a la re­gu­la­ción nor­ma­ti­va”. No obs­tan­te, la pos­tu­ra de los otros dos jue­ces, que sos­tu­vie­ron que una me­nor de 11 años pue­de te­ner ca­pa­ci­dad pa­ra dis­cer­nir lo que sig­ni­fi­ca ac­ce­der a te­ner una re­la­ción se­xual, se im­pu­sie­ron.

Abu­so se­xual
se­gui­do de em­ba­ra­zo
Asi­mis­mo, en la ciu­dad de Co­rrien­tes, re­cien­te­men­te se de­nun­ció el ca­so del que fue víc­ti­ma una me­nor de 14 años, quien fue abu­sa­da se­xual­men­te y de­bi­do a ello ac­tual­men­te cur­sa el sex­to mes de em­ba­ra­zo, se­gún cons­ta en la ex­po­si­ción pre­sen­ta­da por su pro­ge­ni­to­ra.
Si bien no se co­no­cie­ron ma­yo­res de­ta­lles, el he­cho ha­bría ocu­rri­do el pa­sa­do 12 de oc­tu­bre, en un do­mi­ci­lio lin­dan­te al de la jo­ven­ci­ta de 14 años, en Pun­ta Tai­ta­lo.
El pa­sa­do 5 de abril, la pro­ge­ni­to­ra lle­vó a su hi­ja al mé­di­co, pa­ra re­vi­sar unos do­lor ab­do­mi­na­les. Al sa­ber­se del em­ba­ra­zo, se de­nun­ció el abu­so se­xual.