julio 3, 2020

Se incendió su auto, quiso apagar el fuego y ahora está malherido

Miguel Angel Monzón de 57 años se encuentra luchando por su vida en terapia intensiva, donde quedó a raíz de quemaduras que afectaron el 70 por ciento de su humanidad.

Un hom­bre su­frió que­ma­du­ras en el 70 por cien­to de su cuer­po a ra­íz de un in­cen­dio que se pro­du­jo en el in­te­rior de su au­to­mó­vil. Se en­cuen­tra alo­ja­do en el Hos­pi­tal Lla­no, y se in­di­có que su ries­go de vi­da es con­si­de­ra­ble.
Las cau­sas del in­cen­dio, que se pro­du­je­ron den­tro del co­che, aún es­tán sien­do in­ves­ti­ga­das.
Las fuen­tes po­li­cia­les de­ta­lla­ron que al­re­de­dor de las 3:30, se pro­du­je­ron las lla­mas en el in­te­rior de un au­to­mó­vil Ford Fies­ta, el cual es­ta­ba en un ga­ra­je.
Es así que el pro­pie­ta­rio fue has­ta ese si­tio del edi­fi­cio e in­ten­tó apa­gar las lla­mas.
En pa­ra­le­lo, per­so­nal de Bom­be­ros de la Po­li­cía fue aler­ta­do del he­cho, que se de­sa­rro­lla­ba en el in­te­rior del in­mue­ble si­tua­do por pa­sa­je He­rre­ra 3600.
Así es que lle­ga­ron los ca­rros hi­dran­tes y co­men­za­ron a ba­ta­llar con­tra las lla­mas.
El fue­go fue apa­ga­do rá­pi­da­men­te, sin em­bar­go, el pro­pie­ta­rio de 57 años que­dó le­sio­na­do de gra­ve­dad. Por lo tan­to fue lle­va­do de ur­gen­cia ha­cia el cen­tro de sa­lud men­cio­na­do.
Lue­go de que se pro­du­je­ra el in­gre­so del dam­ni­fi­ca­do al no­so­co­mio se co­men­zó a exa­mi­nar las que­ma­du­ras y re­a­li­zar la la­bor pa­ra cu­rar­las.
Al­re­de­dor de las 19 de ese dí­a, el in­for­me mé­di­co in­di­có que el cuer­po del hom­bre que­dó se­ria­men­te com­pro­me­ti­do, por lo que se es­tá tra­ba­jan­do ar­dua­men­te, ya que co­rre ries­go su vi­da, co­mo ya se di­jo.
De­be re­cor­dar­se que en ca­sos co­mo es­tos, una de las gran­des di­fi­cul­ta­des es que las ví­as res­pi­ra­to­rias se pue­den ver com­pro­me­ti­das, lo que pue­de per­ju­di­car aún más el es­ta­do del dam­ni­fi­ca­do y la re­cu­pe­ra­ción.
Con res­pec­to a la in­ves­ti­ga­ción del he­cho, el te­ma es­tá sien­do lle­va­do en la co­mi­sa­ría Quin­ta, a car­go de la ju­ris­dic­ción.
Un he­cho si­mi­lar ocu­rrió du­ran­te el jue­ves cer­ca de Mon­te Ca­se­ros, cuan­do un au­to­mó­vil co­men­zó a in­cen­diar­se, en mo­men­tos en que se en­con­tra­ba cir­cu­lan­do en un ca­mi­no ve­ci­nal.
En un mo­men­to da­do, se pro­du­jo un des­pis­te y lue­go el fo­co íg­ne­o. El pro­pie­ta­rio sa­lió del co­che y por for­tu­na no re­sul­tó le­sio­na­do, más allá de que las lla­mas con­su­mie­ron to­tal­men­te el ve­hí­cu­lo.