octubre 25, 2020

Se habría negado a pagar una ronda de tragos y lo golpearon

Un hombre de 63 años debió ser hospitalizado luego de recibir una feroz golpiza el sábado por la noche, en lo que inicialmente se creyó que era un robo violento. Pero con el correr de las horas y los días, se supo que en realidad la supuesta víctima era parte de un grupo que habría estado bebiendo desde muy temprano, se desconocieron y este se habría llevado la peor parte.

La víctima de unos 63 años, de apellido López, ingresó al hospital local de Monte Caseros con traumatismos severos en el rostro y golpes en distintas partes del cuerpo. Lo había recogido una ambulancia en la vía pública y habría dicho a los paramédicos que lo golpearon para robarle la billetera. Hasta allí, esa parte de la historia era cierta. Pero luego se conoció la otra parte del “relato oficial”, cuando vecinos dijeron a la Policía que la víctima y algunos de sus compinches estaban bebiendo muy cerca de un kiosco. A López le tocaba pagar una nueva ronda de tragos, pero este comenzó a poner excusas y quiso retirarse, por lo que “sus compinches lo aleccionaron dándole una descomunal paliza que lo dejó con serias lesiones”, dijeron fuentes policiales.
El anciano fue trasladado al hospital Samuel Robinson, donde se le realizaron las curaciones correspondientes y luego de varias horas recibió el alta médica. En tanto la Policía logró detener a quienes lo agredieron, que estaban en las mismas condiciones etílicas que la víctima.