julio 13, 2020

Quedaron varados en Córdoba tras ser robados por trabajadora sexual

Se­gún el re­la­to de las víc­ti­mas, am­bos ha­bí­an ido has­ta aque­lla ciu­dad y se es­ta­ban hos­pe­dan­do en un ho­tel. Uno de los mu­cha­chos con­tra­tó a una tra­ba­ja­do­ra se­xual a quien lle­vó a la ha­bi­ta­ción en la que dor­mí­an am­bos hom­bres. Es­te jo­ven ha­bría si­do dro­ga­do por la mu­jer, cuan­do se que­dó a so­las en la ha­bi­ta­ción. El ami­go lo en­con­tró des­ma­ya­do y sin po­der re­ac­cio­nar. Asi­mis­mo al re­gis­trar la ha­bi­ta­ción se dio cuen­ta que fal­ta­ban 140 mil pe­sos que los mu­cha­chos te­ní­an allí.

Ayer se co­no­ció que dos jó­ve­nes oriun­dos de Pa­so de los Li­bres que­da­ron va­ra­dos en Cór­do­ba de­bi­do a que fue­ron víc­ti­mas de ro­bo y, se­gún con­ta­ron, no tie­nen có­mo vol­ver a nues­tra pro­vin­cia. Apa­ren­te­men­te, una tra­ba­ja­do­ra se­xual les ha­bría sus­tra­í­do to­do su di­ne­ro.
Los co­rren­ti­nos di­je­ron an­te me­dios de Cór­do­ba que duer­men en la ter­mi­nal de óm­ni­bus de la ca­pi­tal de aque­lla pro­vin­cia, tras el “con­tra­tiem­po” que tu­vie­ron.
Se­gún el re­la­to de las víc­ti­mas, am­bos ha­bí­an ido has­ta aque­lla ciu­dad y se es­ta­ban hos­pe­dan­do en un ho­tel. Uno de los mu­cha­chos con­tra­tó a una tra­ba­ja­do­ra se­xual a quien lle­vó a la ha­bi­ta­ción en la que dor­mí­an am­bos hom­bres.
Es­te jo­ven ha­bría si­do dro­ga­do por la mu­jer, cuan­do se que­dó a so­las en la ha­bi­ta­ción. El ami­go lo en­con­tró des­ma­ya­do y sin po­der re­ac­cio­nar. Asi­mis­mo al re­gis­trar la ha­bi­ta­ción se dio cuen­ta que fal­ta­ban 140 mil pe­sos que los mu­cha­chos te­ní­an allí.
El jo­ven, que di­jo ha­ber si­do dro­ga­do, con­tó que al lle­gar al ho­tel con la mu­jer, ella pre­pa­ró unos tra­gos. Lue­go de to­mar uno, re­pen­ti­na­men­te se que­dó dor­mi­do. Al des­per­tar, di­jo que se sen­tía ma­re­a­do.
“Cuan­do vol­ví, mi ami­go no re­ac­cio­na­ba. Le ha­bla­ba, lo mo­vía y no re­ac­cio­na­ba. Es­ta­ba dor­mi­do y sin la pla­ta”, re­la­tó el otro mu­cha­cho.
An­te ello, se que­da­ron sin efec­ti­vo pa­ra po­der com­prar los pa­sa­jes y vol­ver.
Si bien de­nun­cia­ron el ca­so a la Po­li­cí­a, an­te la pren­sa sos­tu­vie­ron que no tie­nen no­ve­da­des de su di­ne­ro o de la su­pues­ta la­dro­na.
La pla­ta, con­ta­ron, fue ob­te­ni­da gra­cias a que am­bos lle­va­ron pren­das pa­ra ves­tir, las cua­les ven­die­ron.