septiembre 25, 2020

Policía de franco persiguió y demoró a un motochorro

El efectivo se dirigía al centro para realizar un trámite personal. En el camino, vio a una mujer forcejeando con el delincuente. Además de impedir el robo, redujo al ladrón.

Un efec­ti­vo de la Po­li­cía de Co­rrien­tes, que se ha­lla­ba en su fran­co de ser­vi­cio, per­si­guió y de­mo­ró a un la­drón, a quien sor­pren­dió ata­can­do a una mu­jer en el ca­pi­ta­li­no ba­rrio San­ta Te­re­si­ta.
Ade­más de im­pe­dir el de­li­to de ro­bo y atra­par al la­drón, el po­li­cía pu­so en fu­ga a un se­gun­do su­je­to. De acuer­do con fuen­tes ofi­cia­les en diá­lo­go con épo­ca, los he­chos su­ce­die­ron en la es­qui­na de ave­ni­da Ca­za­do­res Co­rren­ti­nos y Fran­cia. An­tes del ama­ne­cer, a eso de las 6:45, un nu­me­ra­rio de la Di­vi­sión An­tia­rre­ba­tos tran­si­ta­ba en su mo­to­ci­cle­ta. El fun­cio­na­rio go­za­ba de su día li­bre y de­bía con­cre­tar unas ta­re­as de ín­do­le par­ti­cu­lar. Al lle­gar a la men­cio­na­da in­ter­sec­ción, no­tó que en una pa­ra­da de co­lec­ti­vos una mu­jer for­ce­je­a­ba con un jo­ven a la vez que gri­ta­ba de for­ma de­ses­pe­ra­da. Al dar­se cuen­ta de que se ha­lla­ba en pre­sen­cia de una ten­ta­ti­va de ro­bo, no lo pen­só dos ve­ces. Fre­nó la mo­to, gi­ró y al acer­car­se, dio la voz de “al­to, po­li­cí­a”. Con esa ac­ción, el efec­ti­vo hi­zo de­sis­tir al de­lin­cuen­te de su fin. Es­te co­rrió ha­cia ca­lle Fran­cia, don­de lo es­pe­ra­ba un cóm­pli­ce so­bre una mo­to­ci­cle­ta con el mo­tor en­cen­di­do. El fun­cio­na­rio lo­gró dar al­can­ce al au­tor ma­te­rial del ilí­ci­to e hi­zo fu­gar al con­duc­tor de la mo­to.

De acuer­do con las fuen­tes, el mo­to­cho­rro cap­tu­ra­do res­pon­de a la iden­ti­dad de Fe­de­ri­co Ig­na­cio S., de 19 años, do­mi­ci­lia­do en el ba­rrio An­tár­ti­da Ar­gen­ti­na. Au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría De­ci­mo­no­ve­na acu­die­ron al lu­gar pa­ra lle­vár­se­lo de­te­ni­do. La dam­ni­fi­ca­da de 38 años su­frió una cri­sis de ner­vios y ne­ce­si­tó de asis­ten­cia mé­di­ca. Más tar­de, asen­tó la de­nun­cia.
La ins­ti­tu­ción, en tan­to, re­sal­tó la la­bor del efec­ti­vo, quien de­mos­tró te­ner una ver­da­de­ra vo­ca­ción de ser­vi­cio.
Por otro la­do, dos de­lin­cuen­tes arre­ba­ta­ron el te­lé­fo­no ce­lu­lar de una mu­jer en el ba­rrio 9 de Ju­lio. La víc­ti­ma es­ta­ba jun­to a su hi­ja me­nor, al me­dio­dí­a, cuan­do uno de los la­dro­nes la sor­pren­dió por la es­pal­da fren­te a la ve­re­da de una ca­sa, en la es­qui­na de ave­ni­da Me­dra­no y La­rre­a. Se­gún de­nun­ció, el apa­ra­to de co­mu­ni­ca­ción es un Sam­sung J-­7 blan­co, mo­de­lo 2016, el cual uti­li­za­ba pa­ra le­van­tar pe­di­dos, ya que se de­di­ca a la ac­ti­vi­dad co­mer­cial.