abril 3, 2020

Mujer fue víctima de una “entradera”

La sorprendieron dos motochorros con cascos apenas ella descendió de un automóvil. A punta de revólver hicieron que ingresara a la casa para que le entregara todo el dinero que tenía.

Una mu­jer fue víc­ti­ma de un asal­to a pun­ta de ar­ma de fue­go cuan­do lle­ga­ba a su ca­sa. El de­li­to de­no­mi­na­do co­mo una “en­tra­de­ra” en la jer­ga po­li­cial, ocu­rrió el do­min­go a la no­che en el ba­rrio Con­cep­ción de la ca­pi­tal pro­vin­cial.
De acuer­do a in­for­ma­ción a la que ac­ce­dió dia­rio épo­ca, al­re­de­dor de las 20:45 la pro­pie­ta­ria de una vi­vien­da de ca­lle Los Cal­cha­quí­es al 3100 su­frió el atra­co de par­te de dos mo­to­cho­rros.
La dam­ni­fi­ca­da ter­mi­na­ba de es­ta­cio­nar un au­to­mó­vil fren­te al do­mi­ci­lio y ape­nas des­cen­dió a su es­pal­da es­cu­chó el rui­do del mo­tor de una mo­to­ci­cle­ta.
Sin tiem­po a cual­quier ac­ción pa­ra pro­te­ger­se del asal­to uno de los mal­vi­vien­tes con un ar­ma de fue­go en ma­no la to­mó por la es­pal­da.

La víc­ti­ma fue obli­ga­da a en­trar y en­tre­gar to­do el di­ne­ro del que dis­po­nía en ese mo­men­to.
El mal­vi­vien­te que in­gre­só a la ca­sa la in­ti­mi­dó en to­do mo­men­to mien­tras su cóm­pli­ce aguar­da­ba afue­ra a mo­do de “cam­pa­na”.
Lue­go de al­gu­nos se­gun­dos es­ca­pa­ron con una su­ma de di­ne­ro que os­ci­la­ría en los cin­co mil pe­sos.
To­tal­men­te con­mo­cio­na­da la mu­jer so­li­ci­tó ayu­da y la Po­li­cía re­ci­bió una lla­ma­da al sis­te­ma de emer­gen­cias 911 aler­tan­do so­bre el ro­bo.
Al ra­to con­cu­rrió una pa­tru­lla con efec­ti­vos que ob­tu­vie­ron los pri­me­ros da­tos de los asal­tan­tes.
Pe­se a irra­diar las ca­rac­te­rís­ti­cas de los la­dro­nes y del ro­da­do en el cual se tras­la­da­ban, una mo­to de 110 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, nin­gu­no de ellos pu­do ser lo­ca­li­za­do.

Am­bos
con cas­cos
La dam­ni­fi­ca­da di­jo a la Po­li­cía que los dos de­lin­cuen­tes te­ní­an el cas­co de se­gu­ri­dad co­lo­ca­dos, por lo que só­lo pu­do brin­dar da­tos del ro­da­do en el cual se des­pla­za­ban.
Por una ra­zón de ju­ris­dic­ción in­ter­vi­no la co­mi­sa­ría sec­cio­nal De­ci­mo­quin­ta en una cau­sa ini­cia­da co­mo ro­bo ca­li­fi­ca­do.
Las ta­re­as in­ves­ti­ga­ti­vas con­ti­nú­an a fin de lo­grar lo­ca­li­zar a los su­pues­tos au­to­res.