septiembre 23, 2020

Los atraparon con cuchillo y desarmando una moto robada

Huyeron varias cuadras en contramano hasta que los detuvieron. Habrían intentado un arrebato. En tanto, investigan si la moto desguazada habría sido robada recientemente. Ambos tienen antecedentes por robos y hurtos.

Dos sujetos con extenso prontuario delictivo, uno de ellos armado con un cuchillo, fueron detenidos por la Policía luego de que se fugaran en contramano al ver a patrullas del GRIM II.
El procedimiento se concretó en la madrugada de ayer por avenida Cazadores Correntinos, cuando los efectivos del Grupo de Respuesta Inmediata motorizada vieron a dos sujetos a bordo de una motocicleta de 150 cc. con actitud sospechosa, quienes se dieron a la fuga velozmente del lugar, ingresando a una calle de tierra. La Policía los dio alcance varias cuadras más adelante, en la intersección de calles Florencia y Yugoslavia en el barrio 17 de Agosto.
Al realizarle el cacheo correspondiente, los uniformados descubrieron que uno de ellos apodado “Batería” portaba un cuchillo entre sus ropas. Ambos detenidos tienen frondoso prontuario por robo y hurtos; según la Policía, estaban alcoholizados y sospechan que pretendían realizar un arrebato por la zona. Ambos fueron trasladados a la comisaría Decimoctava.

Minutos antes, por avenida Cartagena y calle Las Piedras, efectivos del GRIM II sorprendieron a un grupo de sujetos quienes se encontraban escuchando música a alto volumen, bebiendo y consumiendo estupefacientes y al ver el arribo de los móviles policiales huyeron en distintas direcciones. Lograron la demora de dos de ellos, en poder de quienes encontraron una motocicleta sin ningún tipo de documentación, por lo que ambos fueron demorados y trasladados junto con la moto hasta la comisaría Octava.
Horas más tarde, efectivos del GRIM V que patrullaban en inmediaciones a las calles Hernán Cortés y Pasaje Las flores, descubrieron a tres sujetos que se encontraban desarmando una motocicleta. Al ver al móvil policial emprendieron la fuga en distintas direcciones, aunque uno de ellos fue atrapado. El sujeto de 42 años de apellido Altamirano, no pudo justificar la propiedad de la moto, de hecho ni siquiera pudo decirle a los policías porqué la estaban desarmando. Se trataba de una Motomel de 110, que la Policía presume que habría sido robada recientemente, aunque debido a que estaba casi totalmente desmantelada, fue trasladada hacia la comisaría Duodécima, junto con el detenido para corroborar el hecho.