diciembre 8, 2019

Ladrón que robó a una anciana también vendería marihuana

La Policía allanó su vivienda y encontró 78 envoltorios. Su madre, al ver llegar a los efectivos, habría tratado de esconder la sustancia en el techo. El procedimiento se efectuó en búsqueda del dinero y el monedero de la mujer de 75 años asaltada tras cobrar su jubilación.

El delincuente detenido el miércoles, después de asaltar a una anciana de 75 años en la zona sur de la capital de Corrientes, también se dedicaría a la comercialización de “bochitas” de marihuana, según serias sospechas de la Policía.
Juan Carlos E., de 19 años, está privado de la libertad desde anteayer, cuando efectivos de la comisaría seccional Duodécima lo descubrieron con parte de lo sustraído a la abuela, agredida mientras caminaba en la vía pública.
La septuagenaria regresaba a su domicilio, luego de percibir el sueldo de su jubilación. Eran nada más que 6.800 pesos en efectivo que llevaba adentro de un monedero, a su vez colocado en el interior de una cartera.
En calle Sebastián Gaboto al 2800 del barrio Juan de Vera, cerca del mediodía, la abuela fue sorprendida por un malviviente que se aprovechó de su estado de indefensión. Le robó el bolso de manera violenta y escapó en dirección al sur.

Un ocasional testigo del atraco observó la fuga, a lo lejos, del malhechor. Esa persona fue, en definitiva, la que pudo orientar a los efectivos acerca de la identidad del presunto ladrón.
Con las características del delincuente, policías de la comisaría Duodécima hicieron un amplio rastrillaje hasta llegar al asentamiento del barrio Quilmes, donde sorprendieron al muchacho de 19 años manipulando la cartera de la jubilada. Estaba junto a un zanjón, ya que presuntamente iba a descartar parte de lo sustraído, menos el efectivo (en ese momento consigo tenía 3700 pesos) y un teléfono celular.
La anciana, en su declaración, señaló que, además de esa suma de dinero, guardaba en el bolso el celular, un documento nacional de identidad, algunas tarjetas, un pequeño monedero y papeles a su nombre.

Con permiso judicial, ayer, las autoridades de la mencionada comisaría realizaron dos allanamientos en procura de encontrar el resto de las pertenencias de la víctima.
Los procedimientos se efectuaron en dos casas cercanas al sitio en el que detuvieron al malviviente.
Con la colaboración del Grupo de Intervención Rápida (GIR), requisaron ambas viviendas y, sobre el techo de una de ellas, encontraron una bolsa cargada con 78 envoltorios conteniendo picadura de marihuana, en un volumen que alcanzó los 449 gramos, según el pesaje realizado por personal de la Dirección de Drogas Peligrosas y Crimen Organizado.

Al momento de desarrollarse el operativo, en ese inmueble se encontraba la madre del detenido. Se cree que pudo ser ella quien trató de esconder la sustancia.
Tal hallazgo hace pensar que el autor del robo, además, se dedicaba a la comercialización (al menudeo) de “bochitas” de marihuana.