septiembre 28, 2020

Joven fue ultimado a puñaladas en una reyerta en la vía pública

La víctima primero mantuvo una discusión y pelea a trompadas con su homicida. Ambos estaban reunidos en una esquina junto a otras personas. Tras ese primer incidente, el autor del crimen fue a su casa ubicada a media cuadra, buscó el arma y lo atacó sorpresivamente.

Un joven murió como consecuencia de varias puñaladas que le asestó un hombre con el cual compartía una reunión en la vía pública y a quien, primero, se enfrentó a golpes de puño. El homicidio sucedió ayer, en el barrio Juan de Vera, en la zona Sur de la capital provincial.
Amigos de la víctima fueron testigos presenciales del incidente sangriento y aportaron a la Policía los datos necesarios para identificar al autor del crimen, sujeto que permanecía prófugo al cierre de esta edición.
Fuentes policiales informaron a época que Joaquín Espíndola, de 18 años, perdió la vida a raíz de una hemorragia masiva. Sufrió al menos tres “lesiones punzo cortantes” en brazos y pecho.

La reyerta callejera se produjo a eso de las 4:15, en la intersección de J. R. Vidal y Pasaje Virasoro, a unos 50 metros al sur de avenida Colón.
Espínola integraba un grupo de conocidos que compartía la ingesta de bebidas alcohólicas. Entre ellos se hallaba Marcelo Ávalos, alias “Hilacha”, a quien los testigos sindican como único autor del homicidio.
Entre Espíndola y Ávalos comenzó en forma repentina una discusión en la que cruzaron insultos. Ya la semana pasada, los dos habían protagonizaron un altercado que no pasó a mayores, confiaron fuentes el caso.
Esta vez, el enfrentamiento fue desde lo verbal al intercambio de golpes hasta que el resto de los presentes intervino y logró separarlos.

Cuando todo hacía pensar que el episodio quedaría en el olvido, “Hilacha” fue hasta su vivienda ubicada a sólo media cuadra. Lo hizo con intenciones de buscar un arma blanca, que trajo escondida entre su ropa, y con la cual atacó sorpresivamente a Espíndola.
Después de provocar las heridas mortales, el agresor escapó corriendo en dirección a su domicilio. Nadie más resultó herido en esta gresca.
En tanto, amigos de Joaquín lo cargaron a una motocicleta para conducirlo hasta la intersección de J. R. Vidal y Teniente Ibáñez, donde pidieron auxilio a la Policía. Allí, malherido, el joven estuvo alrededor de 10 minutos sentado sobre el pavimento, sostenido por uno de sus acompañantes, hasta que llegó una ambulancia del servicio público.
Pese a todo, la asistencia médica y posterior ingreso del paciente al Hospital Escuela sirvieron de poco. La gravedad de las lesiones finalizó con la vida del muchacho.

Efectivos de la comisaría seccional Duodécima trabajaban junto a sus camaradas de la División Homicidios, dependiente de la Dirección de Investigación Criminal, en la búsqueda del homicida.
Para los detectives, la captura de “Hilacha” Ávalos sería inminente, y no descartaban que decida entregarse en compañía de un abogado.