junio 4, 2020

Esperan testimonio de joven que dijo que fue violada en cautiverio

Es en el marco del juicio contra José María Vallejos, alias “El porteño”, quien fue acusado de secuestrar a su expareja, cuando la chica era una adolescente de 17 años.

El próximo viernes se espera que una muchacha de 18 años se presente ante el Tribunal Oral Penal 2, para que declare en una causa en la que la joven aseguró que su expareja la secuestró y la violó durante un cautiverio que habría durado casi dos meses. El acusado es José María Vallejos, mejor conocido como “El porteño”.
Ayer se llevó adelante la segunda audiencia del debate que comenzó esta semana. En ella se esperaba escuchar la ampliación de la declaración de la muchacha, quien dijo haber sido víctima de un auténtico monstruo, según el relato que presentó ante las autoridades en un primer momento. Asimismo se esperaba que se presente la madre de la jovencita.
No obstante debido a las inclemencias del tiempo, las mujeres no habrían podido ir a comparecer ante los jueces. De esta manera, se fijó para el viernes que viene una audiencia a las 10, con el fin de ampliar el testimonio.
Según explicaron fuentes cercanas a este medio, ya se había recepcionado un primer testimonio de la joven, quien habría sido ultrajada durante casi dos meses, en los que aseguró haber estado encadenada a una cama. “Como había algunos puntos que necesitamos esclarecer de lo expuesto por la joven, se solicitó que vuelva a ser llamada para este fin”, sostuvieron fuentes oficiales a época.
Todo habría ocurrido en el barrio Pirayuí de la ciudad de Corrientes, en una vivienda cercana al “Puente Negro”, como es conocido dentro de la comunidad.
En una primera exposición, la chica, quien tenía 17 años al momento en que habría ocurrido lo manifestado, estaba viviendo con “El porteño”, hasta que una situación de violencia de género (por la cual hay una causa aparte) motivó a que la adolescente se vaya de dicha vivienda.
En diciembre de 2016, la mujer habría sido raptada por su expareja, siendo llevada a la casa en la que vivía con el hombre y encadenada a una cama.
En ese marco, la muchacha dijo que el sujeto la violó en reiteradas oportunidades, con agresiones físicas de por medio.
Durante enero de 2017, la joven afirmó que pudo escapar debido a que el hombre la liberó por unos momentos. Luego de que el sujeto se acostó junto a la joven, se durmió, lo que fue aprovechado por la víctima para poder escapar, según dijo ella ante las autoridades.
Sin embargo, debe señalarse que en la investigación habría ocurrido una irregularidad grave que podría perjudicar al cuerpo probatorio en contra de Vallejos: no se le hizo un examen físico a la chica, por lo que no se podría confirmar las lesiones.
Más allá de esto, existe un informe psicológico. Asimismo está la declaración de la madre, quien deberá volver al tribunal junto a su hija para ampliar los testimonios.
La progenitora aseguró que durante ese lapso de tiempo señalado, no vio a su hija.
También existe la causa previa por lesiones.
El acusado brindó su versión de lo ocurrido y desmintió todo. Dijo que la joven convivía con él y que no pudo haber estado encadenada, ya que en esa casa había integrantes de su familia que habrían visto la situación. Asimismo, aseguró que la muchacha iba a cobrar un programa de asistencia social, por lo que no estuvo cautiva. No trascendió si tiene pruebas de todo esto.
Otro dato que trascendió es que los protagonistas mencionados eran vecinos del mismo barrio.