octubre 27, 2020

Despiste y vuelco de un camión de caudales: custodios heridos

El siniestro de tránsito se produjo a la altura del capitalino barrio Pirayuí, sobre Ruta 12. Al parecer, el conductor esquivó a una motocicleta y perdió el control del vehículo, el cual golpeó contra un montículo y cayó, ruedas hacia arriba, en un canal de desagüe.

Tres de los cua­tro cus­to­dios de un ca­mión de cau­da­les su­frie­ron he­ri­das de di­ver­sa con­si­de­ra­ción ayer, co­mo con­se­cuen­cia del des­pis­te y vuel­co de ese ve­hí­cu­lo, en Ru­ta Na­cio­nal 12, en la ca­pi­tal de Co­rrien­tes.
El si­nies­tro vial ocu­rrió po­co an­tes de las 6, to­da­vía de no­che, a la al­tu­ra del ba­rrio Pi­ra­yuí, don­de el con­duc­tor del trans­por­te hi­zo una ma­nio­bra eva­si­va pa­ra no co­li­sio­nar con un mo­to­ci­clis­ta, ex­pli­ca­ron.
A ra­íz del in­ci­den­te, hu­bo un am­plio dis­po­si­ti­vo pa­ra el res­ca­te de los he­ri­dos, co­mo tam­bién pa­ra cui­dar las sa­cas de di­ne­ro que tras­la­da­ban en el ca­mión blin­da­do. Acu­die­ron bom­be­ros y per­so­nal de la Di­rec­ción de Emer­gen­cias Sa­ni­ta­rias pa­ra asis­tir a las per­so­nas. Mien­tras, efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría De­ci­mo­ter­ce­ra, e in­clu­so de la Di­vi­sión Po­li­cía de Al­to Ries­go, lle­ga­ron a res­guar­dar el pe­rí­me­tro.
Fuen­tes ofi­cia­les in­for­ma­ron que el si­nies­tro tu­vo lu­gar en Ru­ta 12 y ac­ce­so a ca­lle Cu­ba, fren­te a una es­ta­ción de ser­vi­cios.
El trans­por­te, per­te­ne­cien­te a la fir­ma Pro­se­gur, era ocu­pa­do por los por­ta va­lo­res Mi­guel Se­ve­ro Va­lle­jos, Ri­car­do San­tia­go Bi­llor­do, Gus­ta­vo Mo­ri­ni­go y Se­bas­tián Mon­yo.
Lue­go de la ma­nio­bra eva­si­va, el ca­mión “cla­vó” su pa­ra­gol­pes con­tra una ele­va­ción de la ban­qui­na, hi­zo un gi­ro y tum­bó, has­ta que­dar con las rue­das ha­cia arri­ba y el fren­te apun­tan­do en di­rec­ción opues­ta a la cual cir­cu­la­ba, aden­tro de una zan­ja.
En me­dio de la os­cu­ri­dad, los cua­tro hom­bres que­da­ron atra­pa­dos en el ha­bi­tá­cu­lo. Co­men­za­ron a pe­dir ayu­da e, in­me­dia­ta­men­te, vía co­mu­ni­ca­ción in­ter­na, lle­gó la no­ve­dad a oí­dos de sus ca­ma­ra­das.
Afue­ra, per­so­nal de la ex­pen­de­do­ra de com­bus­ti­bles, co­mo otros tes­ti­gos, em­pe­za­ron a lla­mar a ser­vi­cios de emer­gen­cias. A los po­cos mi­nu­tos, acu­die­ron bom­be­ros, am­bu­lan­cias y va­rios pa­tru­lle­ros.
Los cus­to­dios con las le­sio­nes más gra­ves fue­ron tras­la­da­dos a un es­ta­ble­ci­mien­to sa­ni­ta­rio. Uno de ellos, pre­sen­ta un gol­pe en la ca­be­za, con un cor­te; otro, frac­tu­ra de cla­ví­cu­la, y un ter­ce­ro, ro­tu­ra de al me­nos una cos­ti­lla.
Lue­go de al­gu­nas ho­ras, el ve­hí­cu­lo si­nies­tra­do pu­do ser re­ti­ra­do.