septiembre 20, 2020

Cuatro motocicletas fueron robadas en el fin de semana

Los delitos sucedieron en distintos barrios. Ladrones escaparon con vehículos que las dueñas dejaron estacionados en sus domicilios. Piden datos a través de redes sociales.

Al me­nos cua­tro mo­to­ci­cle­tas fue­ron sus­tra­í­das en dis­tin­tos ba­rrios de la ciu­dad de Co­rrien­tes. Los ve­hí­cu­los es­ta­ban es­ta­cio­na­dos en do­mi­ci­lios de las víc­ti­mas, to­das mu­je­res, quie­nes en nin­gu­no de los ca­sos ad­vir­tie­ron la pre­sen­cia de la­dro­nes.
Los re­cien­tes ca­sos en­gro­san una lar­ga lis­ta de mo­tos ro­ba­das en la ca­pi­tal pro­vin­cial, por ban­das de mal­he­cho­res que las usan prin­ci­pal­men­te pa­ra el des­gua­ce y ven­ta de las par­tes en el mer­ca­do ne­gro.
Uno de los ilí­ci­tos co­no­ci­dos a tra­vés de las re­des so­cia­les tu­vo lu­gar en el ba­rrio San Ro­que Oes­te. “Me ro­ba­ron mi mo­to de aden­tro de mi ca­sa. San­ta Ca­ta­li­na al 4500. Ayú­den­me a di­fun­dir ya que es mi úni­co me­dio de mo­vi­li­dad pa­ra tra­ba­jar y lle­var a mis hi­jos a la es­cue­la”, di­jo la pro­pie­ta­ria, en for­ma con­tun­den­te.
La mo­to­ci­cle­ta lle­va­da por de­lin­cuen­tes es una Ke­ller 110, mo­de­lo 2018, pa­ten­te A080I­TE. In­ter­vie­ne la co­mi­sa­ría sec­cio­nal De­ci­mo­quin­ta.
Por otra par­te, en ave­ni­da Ra­úl Al­fon­sín ca­si Los Ti­los del ba­rrio Ni­ño Je­sús ocu­rrió la sus­trac­ción de una Hon­da Wa­ve, mo­de­lo 2013, ne­gra, cha­pa pa­ten­te 115-­IZO, de acuer­do a la de­nun­cia pú­bli­ca que re­a­li­zó la dam­ni­fi­ca­da.
En tan­to, en ave­ni­da Car­ta­ge­na ca­si San­tia­go Zi­bel­man ro­ba­ron otro ve­hí­cu­lo en ho­ra­rio de la sies­ta y el he­cho fue no­ti­fi­ca­do de in­me­dia­to a la fuer­za de se­gu­ri­dad.
Ayer, en el ba­rrio San Ge­ró­ni­mo, mal­vi­vien­tes apro­ve­cha­ron a sa­car una mo­to hon­da CG Ti­tán 125 ro­ja, de vi­vos ne­gros, del in­te­rior de una ca­sa de ca­lle Do­min­go Las­tra al 900.
La in­cur­sión de la­dro­nes su­ce­dió en el trans­cur­so de la ma­dru­ga­da. Por la ma­ña­na, la pro­pie­ta­ria no­tó el ilí­ci­to y co­men­zó a di­fun­dir el ca­so en pro­cu­ra de ob­te­ner da­tos en un in­ten­to de re­cu­pe­rar­la.
An­te nu­me­ro­sas de­nun­cias de ro­bos o in­ten­tos de ro­bo se re­co­mien­da ex­tre­mar las me­di­das de se­gu­ri­dad, con el uso de ca­de­nas, can­da­dos, alar­mas.