octubre 1, 2020

Causa “Gota a Gota”: colombianos finalmente fueron excarcelados

Son ocho los extranjeros, quienes fueron puestos en libertad. Están acusados de lavado de activos y de formar una asociación ilícita.

La investigación por los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita iniciada desde el Juzgado de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá, a cargo de Martín Vega, derivó en más de 50 allanamientos en todo el país y la aprehensión de unas 85 personas. Por prevención al coronavirus el Juez concedió la prisión domiciliaria a un grupo de seis personas, el pasado 4 de abril. Pero desde la Justicia analizaron el pedido de excarcelación solicitada en diciembre del año pasado y finalmente resolvieron a favor, el martes último.

La resolución señala en su causa: “Incidentes de excarcelaciones varias en los autos caratulados Giraldo W.C, Frankli V. P., Francisco A.M. Humberto C. J. y otros por supuesta usura agravada por la habitualidad, lavado de activos agravado por la habitualidad y asociación ilícita agravado en modalidad de delito continuado”, resolver los recursos de apelaciones deducido por las defensas de los imputados, diciembre de 2019 por el que se resolvió rechazar la excarcelación de los imputados.
Es por ello que “el juez de Cámara, doctor Carlos A. Martínez, tras análisis respectivos considerando la subsunción legal provisoria, consistente en usura agravada por la habitualidad y asociación ilícita en calidad de organizadores o jefes, en la modalidad de delito continuado para Francisco A. M. y William C.G. otorgar una pena mínima de 5 años de reclusión o prisión y un máximo de 10.
Para Victor M. M., María Catalina G. A., Maritza B. M., Liliana O., Leonardo F. B., Paola L. P., Juan V. G. y María Yaneth G. G., los delitos son los mismos, pero su participación es en calidad de miembros de la asociación, por lo que el mínimo de la pena se reduce a tres años de reclusión o prisión. Por ello, para estos últimos, la excarcelación sería procedente”.
En el comunicado destacan que “aún se encuentran prófugos miembros de la banda -Frankli Vargas Pedroza y Juan Manuel Ortiz Delgado (patrón y encargado de la banda, con pedido de captura de Interpol)-, con quienes los incusos podrían contactarse u ocultarse, inclusive darse a la fuga; en el Juzgado Federal de Paso de los Libres se los investiga por el delito de lavado de activos; existen sospechas suficientes sobre la ocurrencia del ilícito y la participación que les cabría a los encartados”.
“Como expresé antes, las pruebas pendientes y la existencia de prófugos, se ha concedido la libertad a otros imputados que, aunque se les atribuiría una participación menor dentro de la banda, no dejan de estar acusados por el mismo delito, es decir, como miembros de la asociación ilícita.
Entonces, si los acusados detenidos -de concederse la libertad-podrían obstaculizar el proceso, comunicándose con los prófugos o fugándose, bien podrían hacerlo aquellos que ya han sido liberados.
Sobre este punto, entiendo que aparece contradictoria la denegatoria, al haberse concedido la libertad a otras personas imputadas por el mismo delito. Como señala la defensa, no se ha establecido una diferencia objetiva que amerite denegar a algunos, lo que se ha concedido a otros que se encuentran en idéntica situación personal y procesal” dijo el juez de Cámara.