septiembre 20, 2020

Caso Candia: “El cuerpo tenía tres proyectiles de plomo”

La jueza de la causa confirmó que presentaba diez heridas en todo el cuerpo. No hubo una puñalada bajo la axila. Se espera un informe del servicio penitenciario para saber qué protocolo y qué armas se utilizaron para repeler a los reos.

A tres días del homicidio del interno José María Candia durante una reyerta entre presos y agentes del servicio penitenciario y policías dentro de la Unidad Penal 1, la jueza que lleva adelante la instrucción de la causa dijo que la autopsia realizada al cuerpo de la víctima reveló que tenía diez impactos en su cuerpo y que tres de ellos eran perdigones de plomo. Descartó que se haya tratado de un motín y confirmó que hasta el momento no hay detenidos.
Se trata de la jueza de Instrucción Nº3, María Josefina González Cabaña, quien trabaja en este caso junto al fiscal de Instrucción Nº6, Gustavo Robineau. “Estamos juntando todas las pruebas y todos los testimonios, así como también los videos que pudimos recolectar para tratar de llegar a determinar cómo sucedieron los hechos y concluyó con la muerte de José María Candia”, dijo la magistrada.
“Estamos reuniendo todas las pruebas, trabajando lo más rápido posible, teniendo en cuenta la cantidad de pruebas y de gente involucradas y que hay que valorar”, explicó en referencia a las reuniones permanentes que mantiene con el fiscal Robineau.
Pero el dato más relevante fue el que surgió de la autopsia que se le practicó a Candia. “El cuerpo presentaba al menos 10 impactos. Los tenía en el pecho, en el cuello, en el brazo y en la axila. Estos últimos fueron tres perdigones de plomo, según informaron los forenses que retiraron el cadáver del joven. Con esto descartamos la versión de la puñalada”, reveló a época la magistrada. Dijo que hay un par de filmaciones en las que se ve precisamente a Candia durante el enfrentamiento con los uniformados, pero no se alcanzaría a distinguir quiénes dispararon. “De las heridas se puede diferenciar muy bien, por el tamaño, cuáles fueron las de balas de goma y las de plomo”, sentenció.
“Fueron muchos los que dispararon en ese incidente, por lo que hasta el momento no hay personal del servicio penitenciario o de la Policía de la Provincia individualizado como el autor material de los disparos mortales”, agregó la jueza. De esta manera desechó la primera versión que habría trascendido en la jornada de ayer, que indicaba que habría al menos dos penitenciarios sindicados como los autores de los disparos.
González Cabaña puntualizó que la investigación se inició de oficio y que el fiscal Robineau ya estuvo reunido con Érica Maura, la madre de Candia, a quien se la puso en conocimiento del transcurso de la causa.