octubre 25, 2020

Antes de apuñalar a su mujer, le dio una carta

Juan Alberto Guasetti, detenido por intentar matar a su pareja, Lorenza Zalazar, le había escrito una carta donde le pedía perdón por haberla golpeado. “No quiero que me dejes por otro”, decía el manuscrito.

Lorena Zalazar de 27 años, que fue herida de 16 puñaladas al ser atacada por su  pareja que intentaba recomponer una relación amorosa que llegaba a su fin, sigue en estado crítico. Permanece internada en el Hospital San Martín, de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos.
En el marco de la investigación de la causa caratulada como tentativa de homicidio. se pudo secuestrar una carta que el agresor, Juan Alberto Guaseti de 28, le entregó a Zalazar antes de que la acuchillara y le provocara graves lesiones.
“Amor quiero decirte lo mucho que te quiero. No puedo estar más peleado con vos. Nuestra familia era la mejor. Quiero que sepas que yo te amo. Nunca te engañé. Si te pegué, perdoname estuve mal. También no quiero que me dejes por otro, si es que tenés otro. Pensá bien por tu hijo, por tu hija y por mí”, reza parte del escrito.
Carlos Zalazar, hermano de la víctima, manifestó a Actualidad Esquina que su hermana se encuentra internada en terapia intensiva en la ciudad de Paraná, están esperando los resultados de los estudios.
“Lorena tuvo un paro cardiorespiratorio y la doctora dijo que por cuatro minutos se fue, no sé cómo la revivieron de vuelta los doctores, gracias a Dios ahora está aparentemente mejor”.
“La vi hoy al mediodía y la doctora me dijo que está mejor, pero que la situación es grave, todavía hay que esperar”.
Al ser consultado sobre la relación de la pareja, dijo: “Me enteré de que andaban peleando, andaban por el Juzgado y la Policía, pero ella en ningún momento me dijo nada, nunca me llevé mal con él, aparentemente era buena persona, pero ahora veo que no es así como yo pensaba”.
Cabe recordar que el episodio ocurrió el domingo 13 de agosto antes del mediodía. Todo comenzó cuando  Juan Alberto Guaseti, de 28 años, irrumpió en la casa de su mujer y la increpó. Hacía poco tiempo que culminó la relación amorosa.
En medio de la discusión sacó de entre sus ropas un cuchillo tipo carnicero y luego de darle puñetazos en la cara a la joven, la hirió repetidas veces.
Tras el ataque se dio rápidamente a la fuga y luego se entregó a la comisaría local. Consigo portaba el arma blanca.
La mujer tiene al menos 15 puñaladas y una es en el hígado, por lo que su situación es muy crítica.