diciembre 15, 2019

Agente policial habría amenazado con su arma a su novia: fue detenido

La mujer es gendarme. Fue abordada por el efectivo afuera del Escuadrón 48. Compañeros de ella la defendieron y redujeron al hombre.

Du­ran­te el me­dio­día en la es­qui­na ca­pi­ta­li­na de San Mar­tín y Pe­rú, don­de se ubi­ca el Es­cua­drón 48 de Gen­dar­me­rí­a, ocu­rrió un tre­men­do epi­so­dio de pre­sun­ta vio­len­cia de gé­ne­ro, el que fue pro­ta­go­ni­za­do por un agen­te po­li­cial, quien fue arres­ta­do por gen­dar­mes que sa­lie­ron en de­fen­sa de la mu­jer, quien es agen­te de di­cha Fuer­za Fe­de­ral.
De es­ta ma­ne­ra es que el ca­so de­jó la pe­cu­liar ima­gen de un gru­po de gen­dar­mes, que te­ní­an en el sue­lo al po­li­cía en la es­qui­na del Es­cua­drón 48, ubi­ca­do en el ba­rrio Li­ber­tad.
Las fuen­tes con­sul­ta­das por épo­ca die­ron cuen­ta que apa­ren­te­men­te la mu­jer es­ta­ba a pun­to de sa­lir de fran­co, y ha­bía sa­li­do la vía pú­bli­ca, es­tan­do ves­ti­da de ci­vil.
Es así que lue­go de atra­ve­sar el gran por­tón que se ubi­ca en la en­tra­da del Es­cua­drón 48, ha­bría si­do abor­da­da por el agen­te po­li­cial.
Apa­ren­te­men­te fue así que ocu­rrió una si­tua­ción de vio­len­cia.
Si bien des­de la pren­sa se sos­tu­vo que ha­brí­an exis­ti­do gol­pes y has­ta se ha­bló de un su­pues­to in­ten­to de fe­mi­ci­dio, es­to no fue con­fir­ma­do por las au­to­ri­da­des.
No obs­tan­te la hi­pó­te­sis más fuer­te del ca­so es que sí exis­tie­ron ame­na­zas e in­clu­so el su­je­to ha­bría uti­li­za­do, pa­ra di­chas in­ti­mi­da­cio­nes, su ar­ma re­gla­men­ta­ria. En ese mar­co, fuen­tes cer­ca­nas in­di­ca­ron que en me­dio de una dis­cu­sión, el agen­te po­li­cial ha­bría di­cho que iba a sa­car su ar­ma.
De­be acla­rar­se que es una te­o­ría ini­cial del ca­so, ya que se con­ti­nua­rá re­co­lec­tan­do tes­ti­mo­nios y prue­bas pa­ra po­der di­lu­ci­dar con exac­ti­tud cuál fue la ac­tua­ción del su­bo­fi­cial Jor­ge R.
Lo cier­to es que al­gu­nos gen­dar­mes pre­sen­cia­ron lo que es­ta­ba ocu­rrien­do en la vía pú­bli­ca e in­ter­vi­nie­ron en de­fen­sa de su ca­ma­ra­da.
An­te ello re­du­je­ron al hom­bre y so­li­ci­ta­ron la pre­sen­cia de la Po­li­cí­a.
Por asun­tos de ju­ris­dic­ción, el aler­ta fue re­ci­bi­do por per­so­nal de la co­mi­sa­ría Quin­ta, que se hi­zo pre­sen­te y se en­car­gó de arres­tar y tras­la­dar al hom­bre ha­cia la de­pen­den­cia.
Al res­pec­to, en el ca­so in­ter­vie­ne el fis­cal Pa­blo So­sa.
Asi­mis­mo, an­te la emi­so­ra Ra­dio Dos, fue en­tre­vis­ta­do el sub­je­fe de Po­li­cía Eduar­do Ace­ve­do, con­sul­ta­do por el te­ma.
“El agen­te po­li­cial se ha­bía pre­sen­cia­do y dis­cu­tió con la mu­jer gen­dar­me que se sin­tió ame­na­za­da, por lo que in­ter­vi­nie­ron sus com­pa­ñe­ros”, sos­tu­vo el fun­cio­na­rio de la Fuer­za Pro­vin­cial.
En su­ma, se di­jo que los gen­dar­mes ac­tua­ron de ma­ne­ra pre­ven­ti­va.

Lue­go de ser lle­va­do de­te­ni­do, se co­men­za­ron con las ac­tua­cio­nes ju­di­cia­les.

Co­mo se di­jo an­te­rior­men­te, des­de la pren­sa in­clu­so se ha­bló de in­ten­to de fe­mi­ci­dio, pe­ro has­ta el mo­men­to la ca­rá­tu­la que­dó co­mo “a­me­na­zas” y “su­pues­to abu­so de ar­ma de fue­go”.
Va­le acla­rar que la mu­jer no de­nun­ció el ca­so en la co­mi­sa­ría ju­ris­dic­cio­nal, por lo que la cau­sa fue ini­cia­da de ofi­cio.
Tam­bién de­be se­ña­lar­se que si bien al­gu­nas fuen­tes ma­ni­fes­ta­ron que el su­bo­fi­cial no se en­con­tra­ba con su uni­for­me, en las imá­ge­nes que se di­fun­die­ron de la de­ten­ción se pu­do ver que ves­tía las pren­das de la ins­ti­tu­ción, lo cual fue co­rro­bo­ra­do lue­go ex­tra­o­fi­cial­men­te.
Así es que de a po­co avan­za la cau­sa.