octubre 18, 2021

Pidieron a la Justicia que investigue si ex intendenta falsificó documentos

El intendente presentó una denuncia en la Fiscalía para determinar si quien fue su antecesora junto con una integrante del gabinete, fraguaron resoluciones para modificar la fecha en que realizaron unos 50 pases a planta. De comprobarse eso, implicaría otros presuntos delitos.

Después de dejar sin efecto las resoluciones por las cuales la anterior gestión municipal de San Miguel pasó a planta permanente aproximadamente a 50 empleados, el intendente José Barreiro realizó ayer una denuncia en la Fiscalía de Instrucción Nº 3. Ante ese organismo solicitó que investiguen si su antecesora falsificó documentación e incumplió con sus deberes de funcionario público.

Según pudo saber este diario, las sospechas que dieron origen, tanto a la anulación de la incorporación de empleados como personal del Municipio como a la presentación judicial, se basa en varias cuestiones. Una de ellas surge de los balances que la propia ex jefa comunal entregó a quien asumió el pasado 10 de diciembre. “Las rendiciones de septiembre de este año, enumeran que son 13 en total los trabajadores de planta permanente. Pero en las correspondientes a octubre y noviembre, después que perdieron las elecciones, ese número de empleados comienza a incrementarse considerablemente”, explicaron fuentes vinculadas al caso. Al mismo tiempo aclararon “pero allí surge una segunda cuestión: acreditan esas incorporaciones con resoluciones supuestamente emitidas en el 2015 y 2016”.
En este punto, insistieron en que “no sólo hay una serie de cuestiones muy llamativas en esas documentaciones que indicarían que no fueron realizadas hace uno o dos años, sino que además, en el balance de septiembre pasado dejaron constancia de que el personal estable del Municipio eran 13 personas únicamente y no más de medio centenar como apareció ahora”.
Para sustentar este planteo, el jefe comunal ofreció a la Justicia documentación como así también el testimonio de varias personas.