septiembre 20, 2020

Un vuelo trasladó un cuerpo con covid-19 sin declarar

Era un argentino de 91 años que había fallecido en Nueva York. Hay una causa penal abierta.

Un vuelo con 243 argentinos repatriados arribó al país ayer desde Miami con el cuerpo embalsamado de un hombre de 91 años que había fallecido por coronavirus en Nueva York, pero que no había sido informado para así conseguir que lo subieran al avión.  
Según trascendió, la documentación que acreditaba que estaba infectado no fue entregada a las autoridades, por lo que hay una causa penal abierta.
Elías Masri, argentino, de 91 años, vivía en Estados Unidos desde 1988. En medio del brote de coronavirus en Nueva York, el empresario se infectó con Covid-19 y murió el pasado 7 de abril en su casa de Manhattan.
La familia de la víctima pidió que embalsamaran su cuerpo por motivos religiosos (su condición judía impedía cremarlo) y comenzó con los trámites para traerlo a la Argentina en un vuelo privado. Sin embargo, como el certificado de defunción precisaba que Masri estaba contagiado con coronavirus, el pedido a la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) resultó descartado.
El último sábado a la noche, sin embargo, el cadáver del empresario terminó arribando a la Argentina. Lo hizo en la bodega de un avión de Aerolíneas Argentinas que llegó desde Miami con 243 repatriados que habían quedado varados en Estados Unidos en medio de la pandemia, en un servicio habilitado por Cancillería.
De acuerdo a la información confirmada por Clarín, al recibir el cadáver, los funcionarios de Sanidad de Fronteras del aeropuerto de Ezeiza notaron que la documentación no estaba completa. Cruzaron datos y descubrieron que el vuelo privado se había frustrado justamente porque Masri había fallecido por coronavirus.
En medio de la polémica, un familiar del empresario fallecido se presentó en la terminal aérea pidiendo retirar el cadáver embalsamado, pero se lo negaron y el féretro quedó aislado.
Horas después, el ministerio de Salud realizó una denuncia penal en los tribunales federales de Lomas de Zamora para determinar cómo fue que el cadáver ingresó al país. Se busca a los responsables bajo la figura del artículo 202 del Código Penal, que castiga con prisión de hasta 15 años de cárcel al que propague una “enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.
En paralelo, Aerolíneas Argentinas decidió abrir una investigación interna pidiendo “informes para saber si pudo haber habido alguna negligencia por parte de empleados del área de carga de Miami”. Autoridades de la compañía se presentarían este miércoles ante la Justicia para dar su versión de los hechos.