septiembre 27, 2020

Suspendieron las clases, cerraron las fronteras y aplicaron más controles

El anuncio se realizó luego de una reunión en la quinta de Olivos donde participaron funcionarios del gabinete, dirigentes de la oposición y especialistas sanitarios.

Ante la pandemia de coronavirus, el Gobierno dispuso la suspensión de clases, el cierre de fronteras y la reducción del transporte público, entre otras restricciones, durante 15 días para “evitar que el virus se disemine”.
“Hay que hacer todo lo posible para que el virus no circule entre nosotros. El ganar tiempo es muy importante porque podemos administrar la cuestión sanitaria”, expresó el Presidente en una conferencia de prensa. 
“Muchas veces los chicos son portadores y terminan contagiando a familiares y adultos. Con esa idea hemos tomado una decisión: suspender las clases hasta el 31 de marzo”, anunció Fernández. Más allá de la suspensión, las escuelas quedarán abiertas para alimentar a los chicos que asisten a los comedores escolares.
“Además, hemos cerrado la frontera de la Argentina durante los próximos 15 días salvo obviamente los argentinos nativos o residentes del país”, puntualizó el mandatario, tras la reunión que mantuvo en la Quinta de Olivos.
Acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el Presidente sostuvo que tampoco “se van a poder desarrollar espectáculos, teatros, cines, deportivos o musicales”. 
El Presidente también anunció el “licenciamiento de todos los mayores de 65 años, que es la edad que nosotros consideramos de mayor riesgo”. Asimismo, adelantó que “mañana (por este lunes) vamos a analizar mecanismos para disminuir el tránsito en el Amba, donde tenemos el 70% de infectados”. 
Además, el mandatario indicó que están analizando el cierre de shoppings e hipermercados.
“Estas medidas no suponen ningún agravamiento de la situación.  Si atacamos el problema de chiquito vamos a evitar que el crecimiento sea exponencial y que de un día para otro sea un crecimiento que no podamos controlar”, enfatizó.
Al respecto, sostuvo que “todos tenemos que tener conciencia de la responsabilidad social que tenemos, que el virus nos puede atacar a nosotros y que podamos dañar a otros”.
“En esto voy a ser inflexible. Los que no cumplen la cuarentena vamos a ocuparlos de perseguirlos penalmente”, sentenció.
Las medidas fueron dispuestas por el presidente Alberto Fernández en la reunión que encabezó este domingo ante el comité de seguimiento del coronavirus, que incluye a los infectólogos expertos que están asesorando al Gobierno. 
El encuentro se levó a cabo a partir de las 18 en la residencia de Olivos y participaron, además de Kicillof y Larreta, funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y asesores de distintas organizaciones médicas y científicas.