diciembre 2, 2020

Se resistía a cumplir la cuarentena y le pegó al vigilador del edificio en Vicente López

El inquilino de un departamento de Olivos, Vicente López, llegado hace pocos días de los Estados Unidos y que se resistía a cumplir con el aislamiento dispuesto para impedir la propagación del coronavirus, golpeó al empleado a cargo de la seguridad del edificio, que le había recriminado que no respetara el protocolo impuesto por las autoridades sanitarias nacionales.
El ataque, ocurrido el sábado último a las 21.20 en la guardia de ingreso de un edificio, quedó registrado por las cámaras de seguridad internas. 
El agresor fue identificado como Miguel Angel Paz, de 40 años. Trabaja como personal trainer y preparador físico. En dicho rol, trabajó en el plantel juvenil y superior de rugby del Club Universitario de Buenos Aires (Cuba). 
Alquila un departamento en el séptimo piso. Quedó a disposición de la Justicia Federal de San Isidro, que lo imputaría por violar el artículo 205 del Código Penal que establece una pena de prisión de seis meses a dos años “para quien violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.
También le imputarían la violación del artículo 239 del Código Penal, que establece que será reprimido con prisión de 15 días a un año la persona que “resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.
Así lo informaron a La Nación fuentes oficiales.
El agresor quedó bajo aprehensión domiciliaria y controlarán que no salga de su vivienda.