octubre 26, 2020

Río Turbio: denuncian otro fraude y vinculan a la sobrina de Cristina Kirchner

El interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), Omar Zeidan, denunció penalmente en las últimas horas a su antecesor y actual intendente de esa localidad santacruceña, Atanacio Pérez Osuna, por un presunto fraude con una obra vial jamás iniciada.

Según la acusación, hay fondos nacionales que fueron cobrados parcialmente por una firma vinculada a la familia Kirchner.

Calificada en principio en Comodoro Py como una defraudación por administración fraudulenta y una defraudación contra la administración pública, la denuncia quedó radicada por sorteo en el juzgado federal a cargo de Daniel Rafecas, con intervención del fiscal Guillermo Marijuan.
El interventor Zeidan también señaló en su presentación judicial al ex intendente de Río Turbio y actual diputado provincial Matías Mazú -al igual que Pérez Osuna, del Frente para la Victoria (FPV)-, al sumariado coordinador general de YCRT Miguel Ángel Larregina y a la empresa Fainser SA.

Esta firma, dedicada al mantenimiento de las calderas de la usina termoeléctrica en la que el kirchnerismo invirtió 26.000 millones de pesos pero que todavía no funciona, tiene como apoderada a Romina Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner y sobrina política de la ex presidenta Cristina Fernández, según le dijo Zeidan a Clarín.

El funcionario denunció ante la Justicia que pocos días antes del recambio del Gobierno nacional, en diciembre de 2015, Fainser SA recibió 50 millones de pesos por parte de YCRT a través de un convenio con el municipio y fondos nacionales para la “readecuación” de la llamada “Avenida YCF” en la traza que va desde la rotonda de ingreso al pueblo hasta la vecina localidad de 28 de Noviembre.

Junto a esa rotonda se encuentra la usina por la que el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero y la detención del actual diputado y ex ministro de Planificación Julio De Vido.

El trayecto hasta 28 de Noviembre es de unos 7 kilómetros para los cuales se presupuestó un total de 494 millones de pesos a través de una licitación municipal y un convenio con YCRT.

Luego de los 3 primeros pagos hechos a Fainser por un total de 50 millones de pesos -el último de ellos el 9 de diciembre de 2015, penúltimo día de gobierno de Cristina- las nuevas autoridades de YCRT suspendieron los desembolsos, abrieron sumarios y ahora radicaron la denuncia penal.

Incluso hubo una carta documento de Fainser al municipio afirmando que para empezar la obra necesitaban 25 millones de pesos más.

 

 

 

Río Turbio
El interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), Omar Zeidan, denunció penalmente en las últimas horas a su antecesor y actual intendente de esa localidad santacruceña, Atanacio Pérez Osuna, por un presunto fraude con una obra vial jamás iniciada.

Según la acusación, hay fondos nacionales que fueron cobrados parcialmente por una firma vinculada a la familia Kirchner.

Calificada en principio en Comodoro Py como una defraudación por administración fraudulenta y una defraudación contra la administración pública, la denuncia quedó radicada por sorteo en el juzgado federal a cargo de Daniel Rafecas, con intervención del fiscal Guillermo Marijuan.

Mirá también
Más problemas en la obra de De Vido en Río Turbio: prohíben operar la usina de carbón hasta que sepa dónde irán las cenizas
El interventor Zeidan también señaló en su presentación judicial al ex intendente de Río Turbio y actual diputado provincial Matías Mazú -al igual que Pérez Osuna, del Frente para la Victoria (FPV)-, al sumariado coordinador general de YCRT Miguel Ángel Larregina y a la empresa Fainser SA.

Mirá también
El juez Martínez De Giorgi investigará la posible “violación de secreto” en la causa Río Turbio
Esta firma, dedicada al mantenimiento de las calderas de la usina termoeléctrica en la que el kirchnerismo invirtió 26.000 millones de pesos pero que todavía no funciona, tiene como apoderada a Romina Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner y sobrina política de la ex presidenta Cristina Fernández, según le dijo Zeidan a Clarín.

El funcionario denunció ante la Justicia que pocos días antes del recambio del Gobierno nacional, en diciembre de 2015, Fainser SA recibió 50 millones de pesos por parte de YCRT a través de un convenio con el municipio y fondos nacionales para la “readecuación” de la llamada “Avenida YCF” en la traza que va desde la rotonda de ingreso al pueblo hasta la vecina localidad de 28 de Noviembre.

Mirá también
Carrió dice que “está pedida la expulsión de De Vido” de la Cámara y anticipa que va a señalar a los diputados que lo defiendan
Junto a esa rotonda se encuentra la usina por la que el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero y la detención del actual diputado y ex ministro de Planificación Julio De Vido.

El trayecto hasta 28 de Noviembre es de unos 7 kilómetros para los cuales se presupuestó un total de 494 millones de pesos a través de una licitación municipal y un convenio con YCRT.

Mirá también
Río Turbio: el juez concedió tres eximiciones de prisión pero no decidió aún sobre De Vido
Luego de los 3 primeros pagos hechos a Fainser por un total de 50 millones de pesos -el último de ellos el 9 de diciembre de 2015, penúltimo día de gobierno de Cristina- las nuevas autoridades de YCRT suspendieron los desembolsos, abrieron sumarios y ahora radicaron la denuncia penal.

Incluso hubo una carta documento de Fainser al municipio afirmando que para empezar la obra necesitaban 25 millones de pesos más.

Mirá también
Luis Rodríguez, el juez que tiene todas las miradas encima
De acuerdo con concejales de Río Turbio opositores al kirchnerismo, la obra jamás se comenzó y no costaba más de 4 millones de pesos.

En comparación, las fuentes consultadas por Clarín señalaron que para la misma época y por casi un mismo tramo de obra -8 kilómetros del acceso a Río Turbio- la firma Petersen, del grupo Eskenazi, había presupuestado 98 millones de pesos.

Esa obra tampoco se inició pese a que se pagaron anticipos por 17 certificados de obra, dijeron los informantes a Clarín.

Tres concejales opositores al kirchnerismo también denunciaron el caso esta semana ante la Oficina Anticorrupción (OA), por lo que probablemente ese organismo se presente como parte querellante cuando tome impulso la causa a cargo de Rafecas y Marijuan.