septiembre 26, 2020

Proponen multar a vecinos que discriminen al personal de salud y segurida

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires remitió esta semana un proyecto a la Legislatura para incluir dentro del Código de Contravenciones sanciones a vecinos que discriminen al personal de salud, seguridad y la justicia que trabajan en contacto con pacientes positivos de coronavirus. Varios casos en el país generaron el repudio generalizado, pero ahora pueden llegar a haber sanciones a modo de multas. 

La iniciativa girada por el Ejecutivo porteño plantea dos modificaciones al Código que reúne las contravenciones, que son aquellas conductas nocivas contra las personas o los bienes particulares y colectivos, al evaluar que desde el inicio de la pandemia por covid-19 se “observaron comportamientos disvaliosos por parte de algunos ciudadanos”. 

“La discriminación que sufre personal de la salud, personal policial y judicial, en razón de estar en contacto con pacientes infectados del mencionado virus, injuria gravemente su dignidad y evidencia la falta de solidaridad ciudadana por parte de quienes, en lugar de reconocer la grandeza con la que aquellos enfrentan esta dura realidad, los ofenden y aíslan socialmente por esa mera circunstancia”, detalla el texto del proyecto, indicaron en una nota publicada por el diario Perfil. 

En este sentido recordaron que “muchos escraches que proliferaron en algunos edificios de la ciudad de Buenos Aires estaban dirigidos a personal de la salud”. El planteo contempla sancionar con multas de hasta $17 mil o penas de hasta diez días de trabajo comunitario a quien discrimine a personas que hayan “tomado contacto durante el desempeño de su función laboral con personas infectadas o casos denominados sospechosos de alguna enfermedad infecto contagiosa, o por cualquier otra circunstancia que implique exclusión, restricción o menoscabo”, dice el texto. 

El código en vigencia penaliza la discriminación por razones de raza, etnia, género, orientación sexual, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos y condiciones social y económica, entre otros. Además, también impulsa que esos casos se consideren “agravantes a las contravenciones” que castigan las conductas de maltrato, hostigamiento e intimidación.