julio 10, 2020

Por venganza, un “trapito” incendió una casa: 6 muertos

Arrojó una bomba molotov adonde vivían las víctimas, todas en situación de calle. Hace un año había sido apuñalado por un allegado.

Un conocido “trapito” de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, incendió una casa para vengarse y murieron seis personas.
Se trata de Federico Corbould, de 33 años, quien hace un año había sido apuñalado por un allegado, por lo que tramó una venganza brutal: arrojó una bomba molotov adentro de una precaria casa en la que vivía su agresor, adonde también se encontraban otras cinco personas. Murieron los seis.
Las víctimas fueron identificadas como Diego Escobar (20), Jorge Ariel Vásquez (42), Javier Maradona (21), Jonathan Vidal (19), Natalia Vidal (37) y Federico Alan González (25). Habían conseguido vivir en el lugar, ayudando a su ocupante principal, Maximiliano Alegre (44), a pagar un “alquiler” para no dormir en la calle.
Uno de los fallecidos era familiar de Corbould. De acuerdo a las fuentes, hace un año mantuvieron una discusión y el ahora detenido recibió una puñalada en el estómago. Recuperado, decidió tomar venganza, para lo que esperó casi un año.
Vecinos del barrio identificaron al hombre como quien había arrojado el objeto incendiario pasadas las cinco de la mañana del viernes, en el interior de una casilla del barrio 26 de Junio, en la esquina de la avenida Fagnano y la calle Alvear.
A través de la información recabada se supo que las víctimas estaban en situación de calle y que “alquilaban” la casilla ayudando a pagar los impuestos al propietario.
Alegre, en un primer momento, fue demorado por la Policía pero después de ser interrogado quedó en libertad. Corbould se entregó en la comisaría primera y confesó el hecho, según las fuentes.
El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem) de Puerto Deseado transmitió sus condolencias a la familia Vidal, ya que tres de las personas fallecidas conformaban el núcleo familiar de uno de sus afiliados. Se trata de Daniel Vidal, quien además fue candidato a gobernador en 2019 por el partido FE, fundado por el fallecido sindicalista Gerónimo Venegas.
Al momento del siniestro había siete personas dentro de la vivienda, pero una, el hermano del dueño, alcanzó a escapar de las llamas. El problema es que, tras salir de la casa, su paradero fue un misterio hasta que los familiares pudieron encontrarlo.
Dos de los cuerpos estaban a menos de medio metros de distancia de un perro que también murió calcinado en posición de cúbito dorsal, por lo que se presume que no habrían alcanzado a despertarse antes de que el incendio se extendiera.
Según la familia del detenido, Corbould era adicto a las drogas y tenía antecedentes por robo.