septiembre 20, 2020

Macri pide “que la pandemia no sea un pretexto para el autoritarismo”

El ex presidente Mauricio Macri firmó junto con más de un centenar de líderes mundiales e intelectuales un documento titulado “Que la pandemia no sea un pretexto para el autoritarismo”, impulsado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) que encabeza el escritor peruano Mario Vargas Llosa, en el que se critica duramente a varios países, entre ellos la Argentina.
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, replicó diciendo que “no leyó el documento” porque “no tuvo tiempo” ya que “está trabajando”, pero enfatizó que “los intendentes de la oposición, que tienen función ejecutiva” en el combate del coronavirus, “acompañan” a las autoridades provinciales y nacionales en la lucha contra la pandemia.
“No tuve oportunidad de leerlo, no tuve tiempo, estoy trabajando para que haya más camas intensivas, más camas para casos leves”, dijo Kicillof en declaraciones a C5N al inaugurar la terapia intensiva del Hospital Norberto Piacentini de Lomas de Zamora.
El documento de una carilla afirmó que en el marco de la pandemia “algunos gobiernos han identificado una oportunidad para arrogarse un poder desmedido” y “han suspendido el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de Justicia”.
Los firmantes sostuvieron que, “mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos”.
“En lugar de algunas entendibles restricciones a la libertad, en varios países impera un confinamiento con mínimas excepciones, la imposibilidad de trabajar y producir y la manipulación informativa”, aseguraron en el texto, donde acusan a la Argentina.
“En las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En España y la Argentina, dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente”, sostuvo el manifiesto.
Agregó que “en México arrecia la presión contra la empresa privada y se utiliza el Grupo de Puebla para atacar a los gobiernos de signo distinto”.