octubre 1, 2020

El correntino que heredará una disputada fortuna piensa hacer una fundación solidaria

Manuel Manubens Calvet cobrará 5 millones de dólares como herencia de su padre, un acaudalado latifundista cordobés. Se enteró de casualidad de la lucha por la fortuna y piensa en ayudar con ese dinero.

Un hombre correntino será heredero de una de las fortunas más disputadas del país y espera las últimas definiciones judiciales. Él ya piensa en utilizar ese dinero con fines solidarios.

Se trata de Manuel Manubens Calvet , que tiene 67 años, vive en la provincia de Misiones y nació en la zona de los esteros del Iberá. Habló en la mañana de hoy con el programa Corrientes en el Aire que se emite en la FM 92.9.

Manuel contó que sabía quien era su padre a través de una vieja partida de nacimiento. Sin embargo desconocía que había una pelea en la Justicia por 225 millones de dólares en sucesión.

“Yo vivía en Posadas y escuchando la radio me entero que una paraguaya fue denunciada por intentar cobrar la fortuna de Juan Feliciano Manubens Calvet, ese era el nombre de mi padre según las constancias que tenía”, detalló. Eso activó su búsqueda para ser reconocido como hijo y heredero.

Fueron varias décadas de idas y vueltas intentando lograr el reconocimiento en la que pasaron discusiones con familiares, numerosos jueces, fiscales y abogados. Incluso alguna vez estuvo frente al gobernador de Córdoba Eduardo Angeloz quien también intervino en el esclarecimiento de la disputa. También cuidó durante varios años a la esposa de su padre, hasta que falleció.

El heredero explicó que su madre vivía en los esteros del Iberá y trabajaba en un campo de una familia amiga de Manubens Calvet, allí conoció al empresario y fruto de esa relación nació él. Este relato fue chequeado varias veces por personas interesadas en la fortuna, “me invesitigaban pero era imposible que yo mintiera, si mi madre era analfabeta y yo era un bebé cuando se firmaron esos papeles”, dijo.

La situación judicial ya está resuelta, sólo resta esperar a cobrar más de 5 millones de dólares de herencia y Manuel ya sabe qué hacer con el dinero. “Pienso hacer una fundación solidaria”, manifestó.

“Yo sufrí mucho en mi niñez, andaba descalzo con los pies duros, lloraba por eso”, expresó. Todas esas experiencias lo empujan a pensar en volcarse a llevar adelante acciones solidarias.

Con 4 hijos y 9 nietos, Manuel Manubens Calvet espera a que se termine la crisis del coronavirus para poder viajar a Córdoba. Allí cobrará la fortuna que le corresponde como heredero de un poderoso empresario que falleció en 1981 y al que nunca conoció.