agosto 5, 2020

Compensaron a Massa con Transporte

Quienes pusieron bajo examen la personalidad de Alberto Fernández detectaron ayer una peculiaridad inesperada: la ironía. Para compensar a Sergio Massa por las innumerables frustraciones en el armado del nuevo gabinete, le regaló un caballo de Troya: Mario Meoni, cofundador del Frente Renovador, será el ministro de Transporte. 
Es decir, a Massa le encargaron un conflicto, que es donde desemboca la relación de todos los gobiernos con Hugo Moyano.
El secretario general de los camioneros pretendía ubicar allí a Guillermo López del Punta, el mismo candidato que no aceptaron designar Néstor Kirchner en 2003 ni Mauricio Macri en 2015. Es una de las determinaciones que tomó el nuevo presidente en las últimas horas, para regular sus vinculaciones con el universo sindical.
Massa había acordado con Alberto Fernández y Máximo Kirchner un reparto de poder en el que se quedaba con Transporte. 
Se trata de un beneficio obtenido después de que, desde el Instituto Patria, se vetara a Florencio Randazzo o a cualquiera de sus representantes. Circuló entonces para esa posición el nombre de Raúl Pérez, quien estaría subordinado a Gabriel Katopodis, el ministro de Obras Públicas. 
Pero Katopodis lo rechazó. A pesar, o a raíz de que ambos se conocían por su militancia en el Frente Renovador.