julio 15, 2020

A Nisman “lo mataron porque no tenía pruebas”

El ex agregado cultural de la embajada de Irán en la Argentina habló desde el exterior con una radio local.

El ex agregado cultural iraní en la Argentina y principal acusado por Alberto Nisman en la causa por el atentado a la Amia, Mohsen Rabbani, evaluó hoy que al ex fiscal de la UFI-Amia “lo mataron porque no tenía pruebas para acusar a Irán”.
“Yo pienso que lo mataron para que no se sepa la verdad, que no se sepa que tenía las manos vacías de acusaciones”, aseveró Rabbani en diálogo con radio 10, aunque en otro pasaje de la entrevista también sostuvo que pudo haberse tratado de un suicidio inducido.
El diplomático, ex miembro de la embajada de Irán en Buenos Aires, vinculó la muerte de Nisman, ocurrida en enero de 2015, a la necesidad de evitar que concurriera a explicar su denuncia por supuesto encubrimiento del atentado a la Amia al Congreso, donde, dijo, quedaría en evidencia que no tenía pruebas para acusar a Irán ni a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
“¿Por qué cuando Alberto Nisman tenía la oportunidad de testimoniar o aclarar ante los diputados, que podían hacer preguntas muy precisas, lo mataron? ¿Por qué lo mataron? ¿Quién mató a Nisman? ¿Por qué ocultan la verdad? ¿Por qué deben llevar a la cárcel a (Luis) D’Elía porque viajó a Irán?”, se preguntó Rabbani.
Durante el reportaje, Rabbani sostuvo que tanto la investigación del atentado a la Amia como la denuncia de Nisman y su muerte estuvieron atravesadas por intereses de quienes sólo quieren desplegar acusaciones contra Irán.
“¿Por qué no dejan que la gente en Argentina conozca la verdad?”, preguntó Rabbani, que luego abonó la teoría del suicidio inducido, al afirmar que “es probable que lo hayan inducido a Nisman a que se mate porque no tenía nada de pruebas”.
“A Nisman lo mataron porque en Diputados se iba a saber la verdad: que Irán no tiene nada que ver con el atentado a la Amia”, insistió el sheij que en 1994 dirigía una mezquita en el barrio porteño de Flores.
Rabbani sostuvo además que no se presentará ante la justicia argentina y consideró “lamentable” que “se mantengan las acusaciones” en su contra respecto del supuesto rol de autor intelectual del atentado contra la Amia, que atribuyó a “puras mentiras”.
“No quieren esclarecer el tema. Cuando el gobierno de Cristina e Irán hicieron un tratado (el memorándum de entendimiento), ellos debían apoyar esto. Encima calumniaron y acusaron a los ministros. Entonces, ¿qué podemos hacer hoy? Es un grupo que no escucha la ley, no quiere conocer las pruebas. Es un grupo al que sólo le interesan las mentiras. Si no quisieron hacer nada, ¿por qué voy a declarar ahora? Esto es una cortina de humo y siguen con esto porque es un negocio”, afirmó.