enero 19, 2022

Mujeres pedalearon para difundir el paro del 8M y visibilizar el acoso callejero

Chicas de distintas edades participaron ayer de una “bicicleteada feminista” en la costanera, para informar sobre las razones del cese laboral que realizarán este jueves. También concientizaron sobre la naturalización del acoso en la vía pública.

Mujeres autoconvocadas participaron ayer de una “bicicleteada feminista” en la costanera, en el marco de una serie de actividades para difundir los motivos de adhesión al paro internacional que realizarán este jueves 8 de marzo (8M). La propuesta también tuvo como objetivo visibilizar el problema del acoso callejero, el aspecto más “naturalizado” dentro de la violencia de género.
El recientemente restaurado mural de Eli Verón, víctima de violencia de género, fue ayer por la tarde el punto de encuentro de decenas de mujeres de distintas edades, quienes se acercaron para participar de una “bicicleteada feminista”. La actividad fue programada por el Colectivo de Mujeres Organizadas, quienes comenzaron el fin de semana con una serie de propuestas tendientes a difundir el paro internacional del 8M.
Con el sol aún pegando fuerte, las chicas fueron concentrándose en la esquina de Belgrano y Catamarca, llegando en sus bicicletas o caminando, todas con carteles alusivos a diferentes problemas emparejados con la violencia de género. “La idea es poder, todas juntas, recorrer lugares puntuales de la ciudad, repartiendo material sobre las razones por las cuales paramos y las formas de parar, para también acercar a otra gente que por ahí no está tan al tanto”, explicó a El Litoral una de las voceras del Colectivo.
Además del cese de actividades, el jueves se prevé realizar dos marchas, una por la mañana y otra por la tarde. Sin embargo, existen otras formas de protesta: “Si las mujeres pueden faltar a su trabajo a la mañana que lo hagan, y las que no, pueden utilizar otras medidas como plantear el tema entre sus compañeros, llevar una prenda violeta, repartir material sobre el tema, y a la tarde sí ir a la marcha”, expresó la referente del movimiento.
Tras la concentración, las chicas partieron rumbo a la costanera con sus pancartas, y también con información para los transeúntes. Entre las razones del paro, destacan que “las mujeres ganan en promedio un 27% menos que los varones”, “porque no se reconocen ni son remuneradas las tareas domésticas y de cuidado”, y por la necesidad de leyes de protección para el género, entre otras consignas.
En este sentido, el Colectivo planifica realizar también este miércoles una “volanteada” en la peatonal Junín y en las plazas Cabral y Vera. “Sabemos que algunos gremios están en tratativas de sumarse al paro, pero hasta ahora tengo entendido que ninguno confirmó. La Unne sí emitió un comunicado que habilita a las mujeres que trabajan allí, a adherirse”, destacaron.

Acoso callejero
Además de funcionar como método para informar a la población acerca de la movilización de este jueves, la bicicleteada también fue para las mujeres una forma de “reafirmar el derecho de andar libres en bici por la vía pública”. “Más que nada tiene el simbolismo del hecho de poder salir a la calle en un medio de transporte ecológico y barato, que muchas veces es difícil para nosotras por el acoso que hay”, señaló la vocera, y relató que “en mi caso, pasé casi cinco años sin andar en bicicleta por la vía pública, porque sufrí un acoso de un tipo que me siguió diez cuadras, y la verdad es que me dio mucho miedo”.
“Esto puede parecer cosa de todos los días para algunos, pero para nosotras es un desafío, teniendo en cuenta la sociedad patriarcal en la que vivimos”, explicaron desde el Colectivo, haciendo referencia a la naturalización de este tipo de violencia.