septiembre 24, 2021

Mujer huyó al interior por temor a nueva golpiza

El agresor sería su hermanastro. En el momento del “ataque” tenía a su bebé en brazos

Una jo­ven iden­ti­fi­ca­da co­mo E. R. su­frió el ata­que de un mu­cha­cho en el ba­rrio ca­pi­ta­li­no San Mar­cos. Se­gún ve­ci­nos que co­men­ta­ron de lo ocu­rri­do a épo­ca, el su­pues­to ata­can­te se­ría el her­ma­nas­tro. En la vía pú­bli­ca la ha­bría gol­pe­a­do con un hie­rro cuan­do ella te­nía a su be­bé en bra­zos . Por for­tu­na el pe­que­ño no su­frió le­sio­nes, pe­ro ella re­ci­bió ga­rro­ta­zos en to­do su cuer­po.

Un nue­vo ca­so de vio­len­cia de gé­ne­ro se re­gis­tró en la tar­de del sá­ba­do en la ve­re­da de una vi­vien­da ubi­ca­da en la Man­za­na “G” del ba­rrio San Mar­cos.
Una ve­ci­na, tes­ti­go del he­cho, con­tó a épo­ca que la jo­ven re­ci­bió gol­pes en la es­pal­da con un hie­rro de par­te de quien se­ría su her­ma­nas­tro y con quien con­vi­ve en el lu­gar.
“Un hom­bre le ata­jó al mu­cha­cho pa­ra que de­je de gol­pe­ar­la. En­tró a la ca­sa y rom­pió va­rias co­sas. Se lla­mó a la po­li­cía pe­ro na­die se acer­có” di­jo. “En­ton­ces ella fue a la co­mi­sa­ría pe­ro no le to­ma­ron la de­nun­cia, le di­je­ron que so­lo po­día ha­cer una ex­po­si­ción” con­tó pre­o­cu­pa­da la ve­ci­na.
La ex­po­si­ción fue ra­di­ca­da en la co­mi­sa­ría Pri­me­ra de la Mu­jer y el Me­nor, ubi­ca­da por ca­lle Ca­ta­mar­ca al 1400. En el lu­gar, la mu­cha­cha ha­bría pre­gun­ta­do a los uni­for­ma­dos que ne­ce­si­ta­ba co­mo prue­ba pa­ra que le to­men la de­nun­cia (a pe­sar de ha­ber­se pre­sen­ta­do con he­ri­das vi­si­bles en su cuer­po) a lo que ha­bría re­ci­bi­do co­mo res­pues­ta que “de oca­sio­nar­le nue­vos gol­pes de­be­ría di­ri­gir­se a la co­mi­sa­ría de la ju­ris­dic­ción”.
Es­ta res­pues­ta ha­bría pues­to en una si­tua­ción vul­ne­ra­ble a la agre­di­da por lo que ayer de­ci­dió via­jar a una lo­ca­li­dad del in­te­rior de la pro­vin­cia a ca­sa de un fa­mi­liar.
“E­lla re­ci­bió ame­na­za de muer­te y por mie­do via­jó. Se fue con sus dos chi­qui­tos” con­tó la ve­ci­na.
E.R. su­frió cor­tes en las pier­nas y en la zo­na de la es­pal­da, pro­duc­to de la bru­tal pa­li­za.
“El su­pues­to agre­sor se­ría co­no­ci­do del ba­rrio co­mo “Punchy”, mu­cha­cho con an­te­ce­den­tes de­lic­ti­vos”, in­di­có una voz ofi­cial a es­te me­dio.