octubre 20, 2021

Jugada la cuarta parte del torneo, Boca Unidos está en la zona roja

En caso de finalizar hoy el campeonato, el conjunto de la ribera sería uno de los seis clubes que descenderán al Federal A, debido a la deficiente campaña de temporadas anteriores, que no logra mejorar en lo que va de los últimos siete partidos que disputó.

No hace mucho tiempo habíamos lanzado la advertencia de que Boca Unidos estaba dilapidando puntos y de seguir así lo iba a sentir en el futuro. Algo que hoy es presente y la realidad indica que de no mejorar sustancialmente su campaña en el actual torneo de la B Nacional de la AFA, sus posibilidades de continuar en el segundo escalón del fútbol argentino se verán seriamente comprometida.
Como se sabe, la cuestión empezó a partir de la asunción de Omar Labruna como conductor técnico en que los resultados no fueron los esperados y la dirigencia de Boca Unidos decidió prescindir de los servicios del ex jugador de River Plate e hijo del recordado goleador “millonario” Angel Labruna.
La convocatoria entonces fue para Federico Domínguez, un técnico con poco rodaje, apenas si dirigió al Deportivo Armenio y su promedio de efectividad fue bajo.
En Boca Unidos tuvo todo a disposición pero sin embargo tampoco pudo imponer su filosofía de juego, que se basaba principalmente en poblar el mediocampo, jugar con cuatro en el fondo y con dos puntas, que a veces se transformaba en uno y medio cuando el otro bajaba a colaborar con los medios campistas. Como el equipo seguía perdiendo puntos, mucho más de los que ganaba, también tuvo que ser despedido.
Mientras tanto, el colchón de puntos del equipo “aurirrojo” continuaba estrechándose y no se avizoraba una solución. Hasta que llegó el ex zaguero internacional Paolo Montero, un entrenador joven, nuevo con escasa experiencia (algunos partidos con el equipo mayor de Peñarol y solamente inferiores). Esta vez la apuesta les fue bien a los dirigentes porque el nombre del ex defensor de la selección uruguaya y con amplio recorrido en el fútbol europeo, especialmente en la Juventus de Italia, llevó el nombre de Boca Unidos a ser nombrado en el fútbol nacional e incluso del extranjero.
Montero tuvo excelente resultado conduciendo técnicamente a Boca Unidos, con un esquema que defendía lejos de su arco y sabía sacar provecho pasando rápidamente al ataque, tomando casi siempre a contra pierna al rival. Así logró puntos importantes, tanto jugando en Corrientes como afuera y los demás clubes respetaban al equipo dirigido por el entrenador uruguayo.
Hubo ofertas tentadoras y Montero se alejó de Boca Unidos para dirigir en la primera división del fútbol Argentino y se incorporó a Colón de Santa Fe (actualmente dirige a Rosario Central). Entonces el club de la ribera correntina salió a buscar otro técnico, tuvo numerosos ofrecimientos y cuando parecía que arreglaba con Víctor Genes (está cargo del plantel profesional hoy), ganó la pulseada Christian Bassedas, quien vino a Corrientes y se calzó el buzo de entrenador.
La campaña del equipo “aurirrojo” con el ex Vélez Sarsfield de conductor técnico tampoco dio los resultados esperados en el campeonato anterior y como en los dos primeros partidos del actual torneo también Boca Unidos sufrió sendas derrotas, rápidamente los dirigentes acordaron la rescisión del contrato y tomó el cargo en forma interina Sergio Umpierrez. Los resultados tampoco acompañaron (empató 3 y perdió 1) y de doce puntos cosechó tres.
Hoy la tabla de promedios que determinará los seis últimos que perderán la categoría, lo tiene a Boca Unidos entre los clubes que están en esa temida zona roja. Claro que hay varios equipos que están “ahí nomás” y según los resultados de unos y otros, dentro de algunas fechas las posiciones pueden variar sustancialmente y el elenco correntino salga de esa situación comprometida.
Claro que para eso el hoy entrenador de Boca Unidos, Víctor Genes, debe enderezar el rumbo, mejorar ostensiblemente la campaña y sumar de a tres seguido para salir de la incómoda ubicación en la que hoy está inmerso el equipo y que amenaza seriamente la permanencia del club en la categoría.